Como líderes en el mercado de las transacciones, nos especializamos en hacerle la vida más fácil a nuestros clientes. Ofrecemos la forma más fácil, rápida y segura de pagar por Internet.

En la vida existen diversos “gustitos” que cada uno atesora con el alma y que disfruta como si no existiera absolutamente nada más importante en tooooda la faz de la tierra.

Es que en un mundo donde el estrés, las malas caras y los perros verdes rabiosos abundan, todos esos pequeños placeres resultan fundamentales para poder seguir el día a día sin terminar en urgencias de alguna clínica psiquiátrica con doctores más locos que uno mismo.

¿Y cuál es el placer más importante de todos? ¿Ese que supera a cualquier otro, incluso a esos cochinos que tienes en mente justo ahora?

Exactamente, quedarse en la casa.

Ya, ok, ok… obvio que existen miles de “lujitos” tal vez más ricos que ese, ¿pero sabes qué?, quedarse en la casa los reúne a todos, porque TODO lo puedes hacer desde la tranquilidad de tu casa, especialmente cuando afuera está quedando la grande con típicos problemas del siglo 21 como:

1. Una invasión alienígena

Y más encima con esas armas que te descomponen en menos de 0,57 segundos. Ack, ack, ack.


2. El metro en marzo

Deje bajar antes de subir… si es que logra subir, claro.


3. El mall en navidad

Sí, es como una película de terror.


4. El centro en verano

Con ese calor que no te deja ni pensar tranquilo.


5. Pelea de vecinas

Ahí aparecieron todas todas todas todas… las Calila, la Mojojojo, la Maiga, todas esas aparecieron allá con sable.


6. Una lluvia estrepitosa

Sin paraguas.


7. Ataque de zombies

De esos que caminan lentito y aprovechan de llevarse tu billetera.


8. Enfrentamiento entre “hinchas”

¿Para qué enojarse tanto, ah?

Es por eso que a veces es bueno quedarse en casita para así evitar situaciones tan riesgosas y estresantes como estas.

Por ejemplo, si tienes que pagar las cuentas, mejor quédate en casa, y paga todas tus cuentas desde tu celular en Servipag.com. Así de simple, así de rápido, así de seguro.