Porque cruzar la meta no es la única forma de ganar, y porque intentarlo siempre es mejor que darte por vencido, Nike te invita a vivir el deporte en tu propio estilo. Gana, pero a tu manera. Ver más...

Digamos la verdad: ¿Hay algo más “muy muy” que ser runner? Es decir, nada contra ellos, pero se ha creado un nuevo  universo entre los runner, los hashtag makers, instagramers, fashion bloggers, cool hunters, youtubers… etc. Y este mundo nos ha sacado un poco de la realidad.

¿O es que acaso no puedes ser un simple corredor cotidiano?

Sí, porque aunque tú no lo creas, y a riesgo de que se te suban los humos, estamos seguros de que tú también has sido un runner. Claro que de esos que no necesitan cronometros, ni bandas, tampoco una pista atlética ni un número que los marque en la espalda.

Si sigues con dudas, estas son todas las veces en que te convertiste en un runner sin saberlo, y sin necesidad de gritárselo al mundo:

1. Cuando se te quedó la estufa encendida

Ahí corriste, y mucho.


2. Cuando se te pasó el autobus

No me digas que nunca corriste detrás del autobus, porque es mentira.


3. Cuando olvidaste la cartulina en casa

Y estabas unas cuantas cuadras más cerca de la escuela que de tu casa.


4. Cuando te llamó tu mejor amigo diciendo que estaba frente a la casa de su ex

Y tuviste que correr a salvarlo de la perdición.


5. Cuando tu perro fue más fuerte que tú

Y tuviste que disimular la humillación.


6. Cuando sentiste el llamado de la selva

Y estabas un poco lejos de casa.


7. O cuando el super cerraba en 5 min

Y te faltaba la mitad de la lista.


8. Cuando el mar te intimidó mucho

O al menos lo suficiente como para correr.


9. Y claro, cuando fuiste un Power Rager

Bueno no, eso no.

¿Ya ves? Se nace siendo runner. 

No necesitas ser un atleta y correr 10 kms diarios, se vale que corras 1 km, que lo hagas en una caminadora, que lo hagas al medio día, pero hazlo, sea en la situación que sea. Si lograste escapar del perro de tu vecino corriendo, ¡puedes hacer todo!

Descubre cómo puedes convertirte en un runner con Nike React, un calzado que debes probar para entenderlo. Y es que en su búsqueda por una espuma más suave, elástica, ligera y duradera, hizo posible un adelanto en amortiguación. 

Es una sensación tan indescriptible que solo podemos decirte: regístrate aquí y sé de los primeros en conocerlo.