Laboratorio Chile, líder en la industria farmacéutica chilena, con medicamentos y productos para la salud de toda la familia.

Apenas se está yendo septiembre y ya comenzamos a sentir los primeros indicios de que tanto la primavera como el verano se vienen con todo, y como imaginamos, quieres estar preparad@.

Quizás ya has probado con todas las dietas del mundo, con un millón de tutoriales de Youtube, hasta te inscribiste en una sesión de terapia de hipnosis para reducir esos kilitos que te están acomplejando, y no has logrado lo que quieres.

Por eso, es momento de que dejes la frustración de lado, y por fin logres bajar de peso siguiendo unos simples, pero mágicos tips que no te harán perder la cabeza:

1. Las verduras: crudas

Las ensaladas ayudan, la fruta también, pero, ¿sabes cuál es el origen de esto? Pasa que tu cuerpo ocupa el doble de energía para poder deglutir los vegetales y las frutas que están crudas, por eso, terminas quemando el doble de calorías. 


2. Toma desayuno

Cada vez que te saltas el desayuno, reduces tu metabolismo e impides que se quemen grasas extras; eso por un lado. Por otra parte, al tomar desayuno llegas con menos apetito al almuerzo.


3. Canela molida

Reemplaza el azúcar por canela molida. El azúcar es un poderoso y adictivo veneno que va dañando todo tu cuerpo hasta causarte graves enfermedades. Además cada gramo de azúcar se transforma en grasa. La canela molida hace las veces de sazonador, mientras acelera notoriamente tu metabolismo y quema la grasa que hay alojada en tu cuerpo.


4. Deja un solo bocado

Este sencillo consejo hará que pierdas hasta 4 kilos al año. Solo por dejar un bocado de comida. Además, este truco te ayuda a controlar la ansiedad, y a entrenar tu mente.


5. Antes de comer: sopa

Te diré por qué: cada vez que tomas un plato de sopa (casera, con poco aceite) logras hidratar tu cuerpo; te sientes más lleno; reduces las calorías que ingieres hasta en un 20% y por supuesto sacias el hambre.


6. Cambia el tamaño del plato

Nuestra mente es capaz de engañarnos hasta en las cosas más ilógicas. Cuando cambias el tamaño de tu plato por uno más pequeño, tu mente automáticamente cree que está consumiendo una porción mayor. Además, un plato más grande da cabida a más comida.


7. Come lejos de la cocina

Sirve tu comida en la cocina y llévala a la mesa. No pongas más comida en la mesa porque automáticamente creerás que puedes seguir comiendo. Si te sirves una porción pequeña y la llevas a otro lugar, no te levantarás a buscar más comida.


8. Té verde

El té verde es conocido  por sus propiedades antioxidantes, y además por su increíble participación en la aceleración del metabolismo. Se ha comprobado en diversos estudios que la gente que toma té verde (hasta 5 tazas diarias) logran perder peso hasta 4 veces más rápido. Esto, porque el té verde facilita la oxidación de la grasa y la termogénesis.


9. No comas solo ensaladas

Parte importante de la pérdida de peso es que entiendas que no puedes vivir de ensalada. La proteína es fundamental para lograr la aceleración del metabolismo, la saciedad, y la pérdida de peso. Además, si complementas este tip con ejercicio harás que la pérdida de peso sea debido a la grasa, y no al músculo.

¿Entendido?

Bajar de peso no es tarea fácil, y requiere de un claro compromiso frente a lo que deseamos conseguir. Estos tips pueden ayudarte y volverse fácilmente parte de tus hábitos.

Además de estos tips, el ejercicio y una vida saludable ayudan bastante en tu desafío. Y si crees que no es suficiente, también puedes recurrir a alternativas medicinales que puedan ser recetadas por un doctor. Tal es el caso del increíble medicamento Liberat, que ya está ganando un montón de terreno debido a su efectividad.

Puedes consultar a tu médico sobre Liberat, y darle una solución definitiva a esos kilitos de más.