¿Qué piensas cuando estás disfrutando de un buen whisky? Probablemente te imaginas en las tierras altas de Escocia, disfrutando del sabor de su malta con cada sorbo, en medio del característico frío de la zona. Ahora, ¿qué piensas cuando muerdes un chile? Posiblemente sientes uno de los sabores más característicos de México, y si estás fuera del país, cada mordisco te transporta al calor de nuestras tierras mexicanas.

Entonces, ¿qué te hace pensar la mezcla del scotch con el picante del chile?

Y no, no estamos hablando de comer unos chilaquiles o tacos picantes acompañados de un trago de scotch: sino, literalmente, de un licor a base de whisky picosito.

Muchos podrán pensar “Ni idea qué podría resultar de algo así”, porque tradicionalmente ambas cosas no van juntas en un vaso. Pero a veces la vida nos da oportunidades de atrevernos a romper reglas, innovar y obtener frutos sorprendentes.

Eso fue lo que hizo William Lawson’s… y el resultado es increíble.

Con el nuevo William Lawson’s Super Chili, se demuestra que, con la audacia de romper los estándares tradicionales del whisky y mezclar elementos propios de distintas culturas, se puede lograr una mezcla perfecta de tradiciones que realza el sabor propio del whisky con notas dulces y picantes. ¿Lo mejor? Ahora todos podemos experimentarlo.

Un sabor que llega para desafiar tus estándares, tus convicciones y los de tus amigos, porque con tan delicioso y particular sabor: #SuperJalo.

Instagram @williamlawsons

La osadía de jugar con los estándares, romper las reglas, desafiar el “qué dirán” y ser disruptivo con cosas tan tradicionales, a veces nos entrega resultados fascinantes y únicos. Y este es uno de ellos. La historia es testigo… y el nuevo William Lawson’s Super Chili también, pues viene a traer una revolución a la tradición del whisky con una mezcla jamás antes vista.

Rompe las reglas tú también, y prueba el nuevo William Lawson’s Super Chili. Se recomienda hacerlo en shots, directo del refri y acompañado de manguitos enchilados de Oaxaca para un picor extra. También mezclarlo con refresco de limón, Ginger Ale o como quieras, porque William Lawson’s se disfruta #SuperChili y sin reglas.