Cualquier persona que tenga a alguien a quien poder llamar su hijo o su hija, sabe lo que se siente cuando llegan a casa sin alguna de las cosas que con tanto esfuerzo lograste comprarles… pero lo peor de todo es cuando comienzan a dar excusas acerca de cómo pasó eso, porque sabemos la verdad. En medio de sus juegos y travesuras, pierden todo. Y eso es algo de lo que tenemos que hablar.

¿De dónde viene esa habilidad especial que tienen los niños para perder literalmente todo lo que deberían cuidar?

Fuente

Probablemente, eso es algo que nunca vamos a poder descifrar, porque entre tantos “no fue mi culpa” y “es que se me olvidó”, la realidad parece ser un tanto difusa y nosotros, los padres, ya ni siquiera sabemos si preocuparnos o reírnos, porque hay algo pasando por sus cabezas… y es cualquier cosa, excepto cuidar lo que tienen.

Fuente

Sabemos, de verdad sabemos que no es su intención y por eso no podemos culparlos, pero es que las ganas de amarrar el sacapuntas, la goma de borrar y las tijeras a sus pupitres crecen y crecen, sobre todo a medida que vamos viendo como esos pobres estuches cada vez tienen menos lápices de colores. Hasta que finalmente solo queda el de color blanco, porque todo indica que este es el menos solicitados de todos.

De seguro ya has estado en la posición de intentar todo para acabar con esta rutina… ¿pero hay algo que realmente haya funcionado?

Fuente

Al parecer, la imaginación de estos pequeños funciona más rápido que cualquier forma de mitigar las pérdidas repentinas que causa el tener la cabeza dividida entre los estudios y los amigos, porque antes de encontrar una forma de que esto no siga pasando, ya tienes una nueva excusa por la que la regla desapareció mágicamente desde su mochila mientras estaba jugando fútbol.

Fuente

¿Sabes exactamente de lo que estamos hablando? Entonces necesitas tener un MONTÓN de paciencia reservada, porque es oficial, eres uno de los padres del más olvidadizo del salón.

Aunque quizás ya no deberías preocuparte por que te saquen más canas verdes… porque con BIC Evolution, ya tienen seguro. Sí, el primer seguro de colores que te ayuda con los que hayan perdido tus queridos hijos. Todo para que este regreso a clases sea un poco más sencillo, conoce más haciendo click aquí.

BIC Evolution, es uno de tus aliados en esta vuelta a clases.