Cuando piensas en Los Ángeles, ¿qué pasa por tu cabeza? Probablemente pienses primero en Hollywood y sus películas, luego en tu actor o actriz favorita, después en el Paseo de la Fama… ¿Y acaso crees que esto es lo único que hace realmente atractiva la ciudad a los ojos del mundo? Si así lo piensas, te equivocas.

De hecho, Los Ángeles tiene muchas cosas increíbles que no aparecen en las películas – o que, si aparecen en el cine, en la vida real son mucho más increíbles. La Ciudad de las Estrellas es aún mejor de lo que aparenta…

Existen muchos motivos diferentes para visitar este icónico lugar. ¿Quieres conocer algunos de ellos?

1. El castillo de L.A.

Si crees que los únicos «castillos» de Los Ángeles son las lujosas mansiones de las celebridades que residen en Hollywood, te engañas… y te pierdes una verdadera joya de la ciudad. Porque el magnate de la prensa William Rudolph Hearst (1863-1951) no tuvo una mansión: tuvo un verdadero castillo que refleja la vida de increíbles lujos que llevaba. Hoy su «casa» es un monumento, que deja en el polvo a las grandes mansiones de las estrellas de cine actuales.


2. El «mundo subterráneo».

David Shankbone / English Wikipedia / CC 2.5

Entre 1920 y 1933, Estados Unidos tuvo una ley insólita para nuestros oídos en los días de hoy: en esa época, la venta de alcohol era ilegal. Pero eso no impedía su venta clandestina, en tugurios subterráneos llamados speakeasies. La ley anti-alcohol ya está en el pasado, el consumo y la venta ilegal también… pero estos icónicos lugares aún existen. Y son el lugar perfecto para que viajes en el tiempo y te tomes unos buenos tragos al mismo tiempo.


3. WACKO, el «segundo lugar más feliz de la Tierra».

Elise Dicharry / Flickr / CC 2.0

¿Te reconoces a ti mismo como un hipster, o al menos alguien dice que lo eres? Entonces sabrás por qué la tienda WACKO es apodada de «el segundo lugar más feliz de la Tierra». Aquí encontrarás una interminable variedad de libros para todos los tipos de humor e intereses, cosas «random» y extrañas para la mayoría de la gente… Si sientes que tienes gustos «peculiares» e incomprendidos, este lugar te va a gustar.


4. La tienda del viaje en el tiempo.

Mcrotty / Wikimedia Commons / CC 3.0

Por si no fuera poco viajar a los años 20 en los speakeasies, Los Angeles tiene otra máquina del tiempo: la tienda The Echo Park Time Travel Mart. Allí encontrarás desde huevos de dinosuario, cavernícolas y mamut enlatado hasta fluidos anti-robots, viajarás al pasado y volverás al futuro en un solo lugar.


5. La «Baticueva».

Sam Howzit / Wikimedia Commons / CC 2.5

En Los Angeles, los estudios de Hollywood no son el único hábitat para ver el «Hombre Murciélago». Y aunque no lo creas, la famosa cueva y guarida del «Caballero de la Noche» sí existe: en el mundo real, es un complejo de cuevas llamado Bronson Caves. Y, curiosamente, no se ven murciélagos allí: se ven otros diversos animales… Como no queremos darte spoilers, tendrás que ir para ver cuáles son.


6. La Copa de Oro.

Bobak / English Wikipedia / CC 2.5

Si crees que los estadounidenses sólo se interesan realmente por el fútbol americano o el béisbol, te engañas. ¿Sabías que la liga local, la MSL, lleva casi el mismo público que la popular liga mexicana? Y por si fuera poco, EE.UU. es la más tradicional sede de la Copa de Oro de la CONCACAF… y dos sedes están en California: el Rose Bowl de Pasadena y el estadio Banc of California, de Los Angeles.

Con el paso del tiempo, la tradicional rivalidad entre México y EE.UU. en el fútbol se hace cada vez más rica en historias, y por eso la ciudad de Los Ángeles se vuelve un destino imperdible para los amantes del fútbol.

Si Los Ángeles ya es una ciudad divertida sin balones ni partidos, imagínese cómo queda con el principal torneo de fútbol de Norteamérica…