Por

Suele pasar que, aunque estemos cansadas o con muchísimo sueño, al momento de tocar la almohada, nuestra mente comienza a correr a mil por hora, lo que provoca que nuestro cuerpo no reciba el descanso que merece, generando una serie de problemas en el organismo.

Por eso, queremos ofrecerte algunos consejos que te ayudarán a relajarte y así, recibir el descanso que sabemos que mereces.

1. Intenta la meditación

Aprender a dejar la mente en blanco es muy beneficioso para el descanso. Si nunca lo haz hecho, intenta concentrarte en tu respiración y verás cómo esta técnica induce el sueño.


2. Incluye el ejercicio en tu rutina

Hacer ejercicio a diario te ayudará a gastar energías y llegar más cansada a la noche. No tiene que ser algo demasiado intenso, incluso las caminatas te ayudarán a relajarte cuando te acuestes.


3. Anota todo lo que tengas que hacer

Escribir tus deberes en un papel te ayudará a no quedarte con la sensación de que algo se te pueda olvidar, de esta manera tu cerebro se relajará y podrás dormir mejor.


4. Tensar y relajar

Comienza haciendo este ejercicio con los dedos de los pies, luego, continúa con tus piernas, tu estómago y tus manos. Tensar y relajar tu cuerpo por partes es una técnica que te ayudará a quedarte dormida más rápido.


5. Duerme lo más cómoda posible

La noche debe ser tu momento de máximo confort, por eso, ponte lo que más te acomode, nada demasiado apretado y opta por telas que sean gentiles con tu piel.

Saba® Buenas Noches, te ayudará a dormir mejor, ya que aporta comodidad, absorción y protección para que puedas sentirte cómoda y segura para pasar noches increíbles y tener mañanas perfectas.

Saba® libertad de sentirte cómoda.