Abrázalo y cuida su delicada piel con lo mejor de Huggies para tu recién nacido.


Mudar a tu bebé es una de las tareas más importantes de ser madre. Y no es tan fácil como parece… Es que cuando le cambias los pañales a tu pequeño tienes que tener en cuenta ciertas precauciones, porque su piel es muy delicada y sensible. ¡Aprende a hacerlo de la manera correcta para evitar irritaciones!

Acá te damos algunos consejos para mudarlo con amor: 

1. Primero, asegúrate de comprobar que la talla del pañal sea la adecuada

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-8-37-07-a-m-iloveimg-resized-iloveimg-converted

Con esta tabla te puedes guiar mejor. Esto es importante, porque uno muy apretado puede causarle irritación.


2. Y procura no ponerle ropa demasiado justa en esa zona, para que no comprima el pañal contra la piel

Young woman dressing baby lying on changing table
Getty Images

La piel de tu bebé es muy sensible por lo que evitarás posibles irritaciones si le colocas ropa más holgada.


3. Limpia su colita usando toallas húmedas hipoalergénicas y cremas antipañalitis, que te ayuden a prevenir la dermatitis

Close up baby's legs.
Getty Images

Recuerda que las afecciones más comunes se generan por falta de una debida higiene, posibles alergias y el calor.


4. Que los baños no superen los 5 minutos porque pueden resecar su piel

Little girl open months and enjoy shower water on tongue.
Getty Images

Los baños cortos son la mejor opción porque el agua lo refrescará y mantendrá aseado, pero no resecará su piel. ¡5 minutos es más que suficiente!


5. Y usa agua tibia y algodón para limpiar las zonas más complicadas

 

Baby splashing in bathtub
Getty Images

Pliegues, rollitos, etc. En estas zonas se acumula humedad y suciedad, por lo que debes ser especialmente detallista.


6. Usa jabón neutro sólo hasta las 2 semanas

Portrait of a 1 year old boy

Los pediatras recomiendan usar el jabón por este período y aconsejan que siempre uses productos neutros.


7. No te olvides de limpiar su ombligo a diario

Belly button
Getty Images

Es importante que lo mantengas limpio: una buena forma es formar el hábito de limpiarlo cada vez que lo mudes.


8. Mantén cubierto el mudador con una superficie impermeable, por si orina mientras le cambias el pañal

17 week old baby boy having his nappy changed.
Getty Images

Y si es varón, ¡preocúpate de cubrir su pene para que no salga todo disparado! Tener a mano toallitas hipoalergénicas es ideal para ese secado de emergencia, para evitar que se enfríe.


9. Aséalo siempre desde adelante hacia atrás, para evitar infecciones por contacto con la materia fecal

Mother and naked baby, milk cleanser
Getty Images

Un detalle súper sencillo y lógico, que puede prevenir mayores problemas.

¿Tomaste nota?

¡Porque no hay nada como el amor de madre, sabemos que tú siempre quieres darle lo mejor!

Por eso, te recomendamos los nuevos Huggies Natural Care, diseñados especialmente para cuidar la piel de tu bebé, con absorción diferenciada para niños y niñas. Encuéntralo en sus dos variedades: tu pañal de siempre y Natural Care Auto Ajuste. 

¡Te ayudarán a cuidar su piel y a mantenerlo siempre protegido!