¡Nunca habías visto tantos chips en una sola galleta!

Llegar a cuarto medio significa dos cosas: te conviertes en la generación más grande del colegio y estás a un paso de dejar de ser un niño y entrar a un mundo de responsabilidades desconocido. Durante este año es probable que haya más carrete, pero también se aprenden muchas cosas que sirven para tu siguiente etapa como universitario.

Si ya pasaste esta etapa es posible que te identifiques con estos puntos, y si no, mira lo que estás a punto de vivir:

1. Cada día es especial: tu último primer día, tu última clase, última hora libre, aniversario del colegio…


2. Te das cuenta que estás más cerca de la universidad que de primero medio

Y te falta poco para entrar a la adultez.


3. Pero eso no implica que los profesores te traten como adulto


4. Porque aunque vayas en cuarto, no puedes hacer todo lo que quieras

«Pero si es mi último año».


5. Si te sigue costando ser puntual, la próxima etapa de tu vida será complicada


6. La justificación «pero si estamos en cuarto medio» no funciona siempre

Aunque lo intentarás cada que puedas.


7. Porque aunque pensaras que sí, estar en cuarto medio no te da privilegios especiales


8. Es el último año donde puedes pedirle a tus papás un justificativo falso para no ir a clases cuando llueve 😢

¡Justo en el corazón!


9. Hacer la cimarra es más fácil y el miedo disminuye en el último año


10. Los papás también se ponen sensibles y te dejan salir más con tus compañeros

Después de todo ya cumpliste 18.


11. Si aún no sabes qué estudiar, tu nivel de confusión aumenta al máximo durante este año


12. Te das cuenta que deberías haber empezado el Preu en tercero medio

Y ya no hay vuelta atrás.


13. Con la felicidad de salir del colegio, la tristeza de no ver más a tus amigos y los nervios por la PSU, tu fin de año se vuelve un cóctel de emociones


14. Cuando te toca despedirte de tu clase y amigos te das cuenta que has vivido una de las mejores etapas de tu vida

Y todas esas experiencias no las cambiarías por nada.

Lo entendemos… ¡Todo tiempo pasado fue mejor! Y como nosotros también compartimos esa nostalgia, hoy puedes volver al pasado con la receta original de Galletas Kuky: más rica y con más chips, para recordar esos buenos tiempos.

¡Para compartir con los de siempre!