Hace ya miles de años, comenzó una relación entre dos seres vivos que perdura hasta hoy, con una de las historias de amor más lindas del mundo: la amistad entre humanos y perros. Desde tiempos muy remotos, estos hermosos amigos de cuatro patas conviven con nosotros en una relación de cooperación y ayuda única en todo el planeta. Y tan fuerte es ese sentimiento mutuo que, con el tiempo, los perros pasaron a ser mucho más que simples mascotas.

Una simple pero poderosa palabra resume lo que sienten estos caninos hacia nosotros: amor. Pero ¿de dónde viene ese afecto tan grande? El neurólogo Gregory Berns encontró la fascinante respuesta.

En sus investigaciones en la Universidad de Emory, de Estados Unidos, el científico descubrió que un perrito domesticado por su dueño no lo ve como un humano más, sino como una parte especial de su entorno.

Y lo más fascinante de todo es que, según este especialista, nuestro mejor amigo de cuatro patas no nos percibe como un simple miembro más de su grupo canino.

“No es que nos perciban como parte de su manada de lobos, saben que somos algo distinto. Guardan un lugar especial en su cerebro solo para nosotros”, destaca Berns.

Según el especialista, los perros ancestrales se juntaron con los humanos para cazar y, eventualmente, evolucionaron para convertirse en los perros que conocemos hoy. Con el tiempo evolucionaron con una relación especial hacia los humanos, principalmente aquellos que pasaron a ser sus dueños. En otras palabras, estos caninos evolucionaron con la cercanía hacia sus amos como un rasgo propio.

Hoy en día el neurólogo de la Universidad de Emory destaca que, por esa cercanía que desarrollaron con los humanos y la cercanía con sus dueños, nuestros amigos de cuatro patas sienten una sensación de recompensa especial con solo sentir el olor de sus dueños.

En otras palabras, lo que siente tu mejor amigo canino al verte a ti es algo único, irrepetible. Ninguna golosina ni persona en el mundo logrará hacerle sentir lo que tú le haces sentir. Ese amor especial es solo para ti, su mejor amigo.

Por lo tanto, tu peludito y hermoso compañero de cuatro patas no se merece menos que lo mejor, para crecer sano y fuerte y mover su cola como un torbellino cada vez que te vea.

Alimenta y cuida a tu mejor amigo con el sabor irresistible de las croquetas Ganador® Premium, con su sistema de beneficios Life Advanced que ofrece el soporte inmunológico, cardiovascular e intestinal sano que tu perro se merece, además de darle el pelaje más lindo y sedoso.