Que México lo tiene todo y que es un lugar maravilloso, es algo que todos sabemos. Basta con echar un ojito y darse cuenta de toda la riqueza que hay desde Tijuana hasta Tapachula. Música, colores, sabores, bailes y gente única, hacen que nuestro país sea el más rico del mundo.

No, no es broma. De hecho hablamos muy en serio.

Con México no se juega y si te decimos que somos ricos e incluso millonarios, es cierto. Por ejemplo tenemos el tradicional ritual de los Voladores de Papantla, un exquisito tequila producido en Jalisco, las paradisiacas aguas turquesas de Quintana Roo y unos atardeceres de postal en Nayarit.

Pero hay algo más que hace aún más rico a nuestro país. ¿Tienes una idea de lo que estamos hablando?

Adivinaste: nos referimos a los pescados y mariscos que hay en las costas de México.

Tal vez pienses que eso no es ser realmente millonario pero te diremos una cosa: piensa en toda esa gente que vive en países que no tienen mar. Los únicos productos marinos que consumen son congelados y dudamos que sean tan ricos como los que tenemos aquí.

En cambio en México podemos disfrutar de pescados y mariscos frescos cuando queramos, ya sea del Golfo o del Pacífico. ¡Eso se llama buena suerte!

La riqueza de nuestra nación se traduce en una gran variedad de crustáceos y moluscos como los camarones, la jaiba, las almejas, los ostiones, el pulpo… Y claro por mencionar algunos como la mojarra tilapia, el mero, la trucha y la sardina.

Por eso existen asociaciones civiles que apuestan por el sector pesquero y acuícola, para que los pescados y mariscos que consumas, sean de la mejor calidad.

¿Ahora te queda claro por qué somos un país rico? Esta fortuna de tener pescados y mariscos no la tiene cualquiera. El Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (COMEPESCA) te recuerda la importancia de consumir estos productos.

Además, no sobra recordarte que es recomendable consumir pescados y mariscos al menos 2 veces a la semana.

El asunto se lo toman en serio, por eso garantizan su sabor y calidad.