Si presentas problemas de fertilidad, debes saber que existen otras alternativas para que puedas cumplir tu deseo.

El VIH es una enfermedad que ataca al sistema inmune y esto muy bien lo sabe Mario, quien hace algunos años y debido a una desafortunada transfusión sanguínea, lo adquirió. Mario ha visto truncado su sueño de convertirse en padre por los riesgos que estos significan y por el temor que tenía de contagiar a su pareja, Ilse. Siempre anhelaron poder formar una familia juntos, pero eran conscientes del riesgo que implicaría para ellos tener un hijo y lo difícil que sería su vida con esta enfermedad.

Esto los desanimaba y los hacía pensar… ¿Estaremos haciendo lo correcto? ¿Y si dejamos de lado esta idea? ¿Por qué no consideramos la idea de adoptar? ¿Si me embarazo el bebé contraerá el virus? 

Estos eran algunos de los cuestionamientos que enfrentaban a diario como pareja. Tenían claro que el VIH es una enfermedad difícil, y les preocupaba especialmente la posibilidad de la transmisión vertical, es decir, de madre a hijo, puesto que no querían enfrentar a su bebé a esta enfermedad.

574878343-1
Getty Images

Hoy, Mario nos cuenta lo complicado que ha sido vivir con esta enfermedad y los riesgos que implicaría tener un hijo. Lo cierto es que no se rindió y continuó buscando opciones para cumplir su sueño y el de su esposa. Ambos visitaron a varios médicos para contarles sobre su caso y ver si se podía hacer algo concreto y seguro que les ayudara a convertirse en padres de un hijo sano. Acudieron con diferentes especialistas en busca de posibles soluciones o tratamientos que pudieran ayudarlos. Muchas puertas se cerraron, porque no encontraban a nadie que les ofreciera una solución o alternativa para lograr ser padres.

No obstante, todo cambió cuando conocieron a un especialista en reproducción asistida, que les devolvió la esperanza de encontrar alternativas para lograr que Ilse quedara embarazada sin poner en riesgo su salud. El especialista contaba con la experiencia, el conocimiento y la tecnología… ¿El reto? Aislar el virus del VIH  del espermatozoide para lograr que el bebé no fuera portador del virus.

El especialista pudo aislar el virus del VIH del espermatozoide, y de esta forma inyectarlo directamente en el óvulo, por medio de la técnica de fecundación in vitro con microinyección intracitoplasmática (ICSI) sin transmisión del virus.

Afortunadamente todo salió bien. El especialista realizó una intervención exitosa e Ilse logró quedar embarazada…

iStock

¡Los futuros padres estaban felices y sumamente agradecidos!

Actualmente, Mario e Ilse son padres de gemelos de 7 años TOTALMENTE SANOS. Una historia que demuestra que la ciencia, el conocimiento y la experiencia bien encausados tienen grandes resultados. 

Si tú, como ellos, también quieres formar una familia, debes saber que siempre existen alternativas para cumplir tu deseo.

No te rindas y, ante todo, mantén intacta tu esperanza