¿Alguna vez has pensado en cómo será el mundo de aquí a algunos años? Más de alguna vez nos hemos imaginado cosas muy futuristas, como en el dibujo animado Los Supersónicos o en la saga Volver al Futuro, pero la verdad es que no necesitamos imaginar tantas cosas para responder esa pregunta.

El futuro está llegando rápidamente, y con cosas que a veces ni notamos. Y si quieres saber cómo será el mundo de aquí a algunos años, piensa en el ahorro de energía.

Esa será una de las claves de los avances que veremos cada vez más, y que ya se está haciendo realidad con algunas cosas. ¿Quieres conocer algunas de ellas? Aquí te tenemos cinco ejemplos.

1. Luces controladas a distancia.

«¿Acaso dejé la luz encendida?» es una pregunta que muchos nos hemos hecho al salir de casa. ¿Y qué tal si nos vamos de viaje? En el futuro, eso dejará de ser un problema porque será cada vez más común la conexión de lámparas con aplicaciones de tablets, ya que esto ya es una realidad en los días de hoy (aunque todavía no sea tan accesible).


2. Electrodomésticos y aparatos automatizados.

Hoy en día, son cada vez más frecuentes los electrodomésticos que podemos controlar a distancia: ya existen diversos aparatos que funcionan con el control de una aplicación o un control remoto. Y esto no sirve solamente para cerrar persianas o sellar puertas de manera electrónica y remota, sino también para apagar aparatos que consumen energía, como un termostato o electrodomésticos como una aspiradora.


 3. Enchufes inteligentes.

Otra forma de controlar los gastos y ahorrar dinero con los gastos energéticos de nuestra casa es a través de los enchufes, y no de los botones de encendido. Aun cuando están apagados, muchos de nuestros electrodomésticos siguen consumiendo energía en modo stand by. Y es ahí donde entra en acción el enchufe inteligente: con él, puedes apagar el suministro de energía a tus enchufes con un control remoto o app.


4. Monitores de electricidad.

¿Te cuesta controlar los gastos de energía eléctrica en tu casa? En el futuro serán cada vez más comunes los monitores de electricidad que miden el consumo de tus dispositivos y electrodomésticos en tiempo real y detectan los que están gastando más energía. Con este dispositivo, se estima que la cuenta de luz baja su costo en un 10 o 15%.


5. Termopaneles calefactores.


Si creías que lo único que puede mantener tu casa caliente en los días fríos son las estufas a gas, electricidad, leña o kerosene, te equivocas. Ahora, un detalle en tu casa puede marcar una gran diferencia: los vidrios de tus ventanas y ventanales. Pero no puede ser un vidrio cualquiera, sino uno que lleve una película térmica en su lado exterior y absorba la energía del sol en el exterior. De esa manera, ingresa calor a tu hogar y sella la salida del calor de la estufa en el interior de tu casa.

Con todos estas cosas, y principalmente con los termopaneles, el futuro ya está aquí.

Los termopaneles Low-E de Vidrios Lirquén son el desarrollo de los vidrios ideales para ahorrar dinero en calefacción durante los períodos más fríos del año. Con sus revestimientos de tecnología térmica, los termopaneles Low-E absorben energía solar y la mantienen al interior del hogar, logrando hasta un 40% de ahorro en la calefacción de tu hogar.

Prepárate para el otoño y el invierno con los nuevos termopaneles Low-E de Vidrios Lirquén.