"Unidos somos más cool".

Todos sabemos que el arte es mucho más que estética. La mayoría de los artistas -aficionados o no- no pintan sólo porque es relajante, misterioso, creativo, porque les gusta o porque es “bonito”. Ellos pintan porque tienen cosas que decir. 

Y es que el arte es eso, expresión. No importa cuál sea tu lienzo; tu propio cuerpo, una tela o un viejo muro, lo que importa es lo que quieres contarle al mundo.

Entendiendo eso, fue exactamente lo que hicieron estas artistas, Celeste Byers y Ana Lucía Tejeda, quienes se reunieron de la mano de Caribe Cooler para evidenciar que “unidos somos más cool”. Literalmente juntaron sus fuerzas y transformaron un aburrido y feo muro de la Colonia Condesa en algo no sólo hermoso, sino que reflexivo.

Todos los factores que aquí se unieron no fueron casualidad. No por nada una de las artistas es americana y la otra mexicana. No por nada pintaron un muro. No por nada se usó arte para dar un mensaje. Y es que esta última es la manera más universal de comunicarnos, y por eso fue la elegida.

La actividad fue simple, pero poderosa. Los artistas se reunieron, tomaron sus pinturas y comenzaron a crear en plena calle. Nadie sabía lo que pasaba, la gente que caminaba por el lugar se mostraba curiosa y tomaba fotos, incluso muchos se acercaron a preguntar, y ahí comprendieron todo. Comprendieron el poder del arte, comprendieron que se quería dar un mensaje fuerte y profundo acerca de la aceptación, y comprendieron que si nos unimos, podemos llegar lejos.

“Nuestro país es un país de inmigrantes, mi familia es inmigrante y no estaría aquí de no ser por inmigrantes”.

Celeste Byers

En tiempo récord el muro estaba listo. Sólo 24 horas después quedó terminado. ¿Qué nos dice eso? Que unidos podemos hacer muchísimo más.

Este fue el resultado:

Y es que de eso se trata todo esto. Lo que estos artistas quieren expresar es sencillo pero a la vez es una utopía social que todos esperamos lograr algún día. Esa utopía de respetarnos, de aceptarnos entre nosotros y a nuestras culturas. Esa utopía de llegar al punto en que entendamos que los muros los ponemos nosotros, porque las barreras y fronteras para nuestras mentes no existen. Que si hay lenguajes universales en el mundo como el arte es por algo: somos todos iguales. Cuando el arte habla no hay colores, no hay razas, no hay discriminaciones, pero sí hay libertad, respeto y unión.

“El arte es sumamente importante, no nada más para los artistas, es como una forma de unirnos todos”.

Ana Lucía Tejeda

Porque la idea es crear puentes no muros, pero para construirlos, necesitamos manos, muchas manos. Necesitamos unirnos, y mientras lo hagamos, lograremos avanzar. Se trata de entender que siempre habrán diferencias, pero en nosotros está ser tolerantes, inclusivos y generadores de cambio.

No hay discusión de que unidos definitivamente somos más cool.

Aquí puedes ver el completo proceso de transformación del muro:

¿Qué opinas? ¿Te sumas a esta cruzada?