Por Capel
¡Disfruta y comparte el sabor de Capel!

El pisco: ese increíble y espirituoso brebaje que ha sido disputado fervientemente tanto por Perú como por Chile, adjudicándose el origen y nacimiento. Es la bebida que nos identifica como chilenos, porque aunque sabemos que producimos el mejor vino del mundo, nuestro pisco forma parte de la cultura colectiva, de las celebraciones, de los abrazos, de los mundiales, del tercer tiempo, de las previas, en fin… de todo.

Por eso, queremos contarte que el pisco esconde un interesante secreto que podría transformar todo lo que piensas sobre él. 

El pisco nace del vino pisquero, el cual tiene un dedicado trabajo de ebullición y condensación en un alambique de cobre discontinuo; este proceso separa el pisco en tres partes: cabeza, cuerpo o corazón, y cola.

Si tú crees que utilizamos todo el producto, estás muy equivocado, pues solamente el corazón es el que se ocupa para la elaboración del pisco final, ese que te acompaña en las mejores celebraciones.

Pero esto no es todo, porque cuando tenemos ya el corazón o cuerpo de nuestro pisco, se somete a un segundo proceso de destilación que dura aproximadamente 8 horas, esto es lo que todos conocen como doble destilado.

Este, el “doble destilado” es el que le otorga las características de pureza y sofisticación que tiene, y que a su vez lo hace tan apropiado para generar cócteles cítricos y frutosos. Entonces, cuando vuelvas a escoger un pisco, preocúpate que sea doble destilado, porque estarás escogiendo un pisco de categoría Premium. Más versátil, más puro, más noble y más rico.

Aunque no cualquier pisco doble destilado cumplirá con tus expectativas, pues según lo que pensamos, uno de los mejores piscos de nuestro país en esta categoría de doble destilado, lo tiene Capel.

¿Has probado sus variedades? Puedes encontrarlo como Capel 35º Especial, Capel 40º Reservado de Guarda y Reservado Trasparente y del Gran Pisco de 43º Doble Destilado.

¿Preparado para disfrutar lo mejor del Valle del Elqui?