Seamos chilenos, argentinos, peruanos o alienígenas, todos vivimos rodeados de una gran cantidad de conceptos y palabras que no siempre manejamos del todo, como ‘sempiterno’, ‘borborigmo’… o ‘califirtinicación’, por ejemplo.

Y al igual que esas extrañas mezcla de letras, la palabra MARIDAJE no se queda atrás. Porque aunque muchos crean lo contrario, no tiene nada que ver con el mar, ni tampoco es un nuevo modelo de algún avión de combate francés. De hecho, el significado se aleja bastante de cualquier cosa relacionada con la guerra.

Sí, porque ‘maridaje’ viene del latín ‘marĭtus’, que significa nada más y nada menos que ‘marido‘. Por lo que su definición exacta sería unir, acoplar, matrimoniarse, contraer alguna nupcia, o en español chilensis: casarse.

Por lo tanto, dentro del hermoso y perfecto mundo vinícola, la palabra maridaje no sería otra cosa que una unión o un baile entre el vino y la comida, el que permite que nuestro paladar EXPLOTE y descubra todos los rasgos escondidos de este milenario e inigualable elixir de los dioses.

Ahora, ¿qué pasa si te menciono el concepto ‘Maridaje Musical’?

Exacto, mezclar vino y música puede ser una de las mejores ideas del último siglo, ya que con ella profundizamos y acentuamos las notas de cada una. ¿Pero cómo? Aquí te damos algunos ejemplos:

1. Cabernet Sauvignon + Rock

Nada como una batería poderosa y riffs distorsionados para sentir la potencia y el cuerpo de una compleja copa de Cabernet Sauvignon. Intenta explotar cada uno de sus tintes de esta clásica cepa con algo de Satriani, Tool o Rage Against The Machine. ¿El Resultado? P-A-R-A-Í-S-O


2. Merlot + Jazz

Las melodías del Jazz danzan hermosa y sutilmente junto a un suave Merlot. ¿No nos crees? Ok, haz el siguiente ejercicio: llegas a la casa, te sacas los zapatos, destapas un Merlot y pones algún álbum de Miles Davis o John Coltrane. ¡UF!


3. Sauvignon Blanc + Pop

Toda la energía y vitalidad del pop queda perfectamente bien junto a un un aromático Sauvignon Blanc. ¿Te atreves? Dream Pop, Indie Pop, e incluso Rock Pop… cada pulso baila junto a cada gota de esta refrescante cepa.


4. Carmenere + Folk

Y claro, la versatilidad y color único de un Carmenere renace si es acompañado de la sutilidad y tranquilidad del Folk. Si tuviste uno de esos días HORRIBLES, la mejor idea es esta, por lejos. Si quieres alguna recomendación puedes probar esta cepa con City And Colour, Lumineers o los Pogues.

Porque cada cepa tiene una música que la intensifica, te invitamos a probar el Maridaje Musical junto a una buena copa de Frontera Premium en cualquiera de sus deliciosas cepas.

¡Y qué mejor si es viendo a Ozzy en su última visita a Chile! Haz click aquí y participa por una de las 20 entradas que sortearemos para que vivas un #MaridajeMusical junto al Príncipe de las Tinieblas.

#WineAndMusic