Un día, una mujer mexicana llamada Aide Tapia dijo que nunca se iba a casar. Pero cuidado: a veces aparecen en nuestro camino personas y cosas, algunas tan simples como un postre, que transforman nuestras vidas en una película romántica con grandes giros en la trama… como la historia de Aide, el amor de su vida y la gran sorpresa que recibió.

Aide lleva años junto con su querido Armdus y los dos incluso tienen un lindo hijito juntos, pero a pesar de tanto amor y tantos años de unión en las buenas y en las malas, siempre ha faltado un ingrediente más en la relación: uno brillante, que suele ser dorado o plateado y que encaja en un dedo… Sí, lo adivinaste: siempre faltó el anillo de boda y por supuesto, una ceremonia de matrimonio para coronar su historia de amor.

Sin embargo, parece que a Aide nunca le importó mucho eso.


“Hace 1 año le dije a mi arrejuntado que ya tenía mucho que habían descontinuado un helado que me gustaba mucho. Y él me dijo: ‘Si te lo consigo, ¿te casas conmigo?’. Y yo le dije, ‘Sí, al fin ya ni está’“, dijo Aide, como quien creía que OBVIAMENTE se saldría con la suya al poner ese duro obstáculo en el camino de su “príncipe azul”.

Pero miren la cara de preocupación de su “príncipe”. ¿Crees que se ve como una persona que se daría por vencida? Por supuesto que no. No hay helado en este mundo capaz de sobreponerse a él y su objetivo de casarse con la mamá de su hijo… ¿o sí?

Como prueba de su amor, Armdus recordó perfectamente cuál era el helado que tanto le gustaba a su querida Aide y, con una mezcla de paciencia y buena suerte, adivinen… ¡lo encontró!

Y a veces, cuando la vida nos sorprende, sólo nos queda reír. Así reaccionó Aide al volver a ver una caja de Viennetta, el helado que tanto le gustaba y que comió con tanto gusto junto a él.

Su novio cumplió con su palabra de encontrar el helado. Y ella, ¿cumplió su objetivo?

Posted by Aide Tapia on Sunday, December 8, 2019

Pero esta historia no acaba aquí, porque Holanda descubrió esta linda historia de amor y acaba de anunciar una gran sorpresa para estos enamorados. Les regalará una hermosa #BodaViennetta para que Aide cumpla con su palabra. No necesitamos más evidencias para decir: ¡tendremos una boda!

Así que felicitaciones a los dos por su historia de amor, por el buen humor de Aide, por la perseverancia heroica de su príncipe azul y, por supuesto, por su buen gusto para los helados.