Si presentas problemas de fertilidad, debes saber que existen otras alternativas para que puedas cumplir tu deseo.

Juan y Mariana, de 35 y 32 años, tenían un matrimonio feliz. Sólo les faltaba tener un hijo para consolidar sus 3 años de casados. Pero un día, todo cambió. Juan estuvo en el lugar equivocado al momento equivocado, y se vio envuelto en una balacera. Lamentablemente, recibió una bala perdida que llegó directo a su espalda. 

Juan logró sobrevivir, pero los médicos le dijeron que la bala había dañado su sistema nervioso y no podría volver a caminar. No había forma de reactivar su cuerpo de la cintura hacia abajo…

475147771
Getty Images

Este accidente cambió la vida de la pareja, y su sueño de ser padres se vio truncado por el destino. Pero ellos no se dieron por vencidos.

La gente les decía que adoptaran o simplemente se resignaran a no tener hijos. Pero Juan y Mariana decidieron ir por más opiniones médicas y ver si había alguna posibilidad de éxito. ¡Ellos estaban decididos a intentarlo todo!

Gracias a sus ganas de seguir luchando, conocieron a un médico que les dio esperanzas y les devolvió la ilusión de poder concebir a un hijo propio. Con la experiencia y conocimiento del médico y la más alta tecnología, fue posible extraer líquido seminal de Juan, suficiente para hacer una fertilización in vitro y que Mariana quedara embarazada.

594819709
Getty Images

El embarazo de Mariana fue sano y feliz. Después de una etapa tormentosa, fue posible que ambos cargaran a su bebé en brazos… ¡Aunque hoy ya no puedan hacerlo, pues Fernando tiene 15 años!

¿Qué te parece? ¡Una hermosa historia de perseverancia y esperanza!

Si tú también quieres formar una familia y presentas problemas de fertilidad, debes saber que existen otras alternativas para que puedas cumplir tu deseo.

No te rindas y, ante todo, mantén intacta tu esperanza