Todo lo que necesitas, está en un solo lugar.

No es mera casualidad que la temporada navideña comience varias semanas antes que la celebración de Navidad. Piénsalo: Es una perfecta ocasión para reunir familiares y amigos, aunque vivan cerca o lejos de ti y todos viven una noche de risas, amistad y amor que ocurre sólo una vez al año. Por lo tanto, existen muchos (y buenos motivos) para poner el máximo empeño en organizar una noche lo más hermosa posible.

Y para eso, existen muchas cosas que puedes hacer para empaparte del espíritu navideño y vivir la más perfecta velada. Pueden parecer detalles, pero son más significativos de lo que parecen... averígualos a continuación.

1. Realiza tus preparativos con anticipación.

Gran parte del estrés que existe en esta época ocurre en las filas de tiendas, en la prisa de comprar las cosas rápido, recordar el regalo del amigo secreto de tu trabajo y además decorar… por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es comprar algunas cosas lo antes posible (y sí, aunque la temporada navideña suela comenzar temprano). Y así, en la víspera puedes dedicarte sólo sentir los nervios por que llegue la noche… algo que también aplica para la decoración, así que ponte a vestir tu casa con tiempo, con vivos colores navideños, para entrar en el ambiente de Navidad y motivarte a disfrutar.


2. Ordena en familia.

 

Todo lo que se hace para organizar una linda velada navideña se debe a un gran motivo: reunir la familia en una noche inolvidable. Por lo tanto, no hay nada mejor que congregar la familia. Y por eso es hermoso planificar un día para juntarnos con la mayor cantidad posible de familiares a cocinar, compartir y decorar la casa: así, en Navidad todos estarán más unidos que nunca.


3. Varía lo que hay sobre la mesa.

¿Crees que es rico salir con tu familia a probar una comida diferente, en casa o en un restaurante? Si es así, conoces el gusto por innovar con la comida. Pero eso no es todo, pues parte de la magia de preparar una cena inolvidable es capturar el encanto de la Navidad en todos los detalles. Basta con que además del pavo, ofrezcas una comida menos convencional a la fecha (como un pescado o una pasta)… pero además sorprendas a todos con platos, cubiertos vasos y accesorios para adornar tu mesa, pensados especialmente para esta ocasión.


4. Imprime un estilo propio en el ambiente.

Si tus familiares llegan a la casa y ven que tienes un montón de decoración con un estilo diferente, colores que no sean rojo ni blanco y sin Papá Noel, o que usas esos elementos de una manera distinta, harás de la Navidad un verdadero espectáculo visual. Pero el ambiente y el estilo propio no pasa solamente por eso: También pasa por acoger a todos como si fueran residentes de tu casa.


5. Aprovecha de descansar al máximo.

Para esto, es clave no dejar nada para última hora (o al menos no dejar TODO para última hora). Si tu familia ya está muy unida y pasándola muy bien, querrás alargar y alargar la noche para que sea un disfrute muy extenso. Por lo tanto, prepárate descansando antes de la gran noche… anticipa tu organización, consigue toda la ayuda que puedas y ese día solo tendrán que dedicarse a disfrutar de todo el cariño que pusieron detrás de sus creaciones.

Por ser una fecha tan especial, y ocurrir sólo una vez al año, la Navidad se merece todos esos cuidados. Todos tenemos que aprovecharla al máximo  y para eso, cada detalle debe ser muy bien cuidado. Así tú, tu familia y tu hogar pueden llenarse del espíritu navideño.

Por eso Liverpool, en esta temporada navideña, quiere ayudarte a que tus fiestas sean aún más especiales con las mejores tendencias decorativas para tu casa. Haz click en este link y descubre las colecciones de Liverpool con todo lo que tiene para que hagas de tu Navidad algo muy especial.