Imagínate recostado en un mar cristalino tibio y casi irreal,  rodeado de coloridas casas perfectamente preservadas desde tiempos antiguos, una arena blanca que parece pequeñas perlitas, un sol radiante que te acompaña cada día… ¿En qué lugar estás? Con esa descripción, quizás estés pensando en muchos lugares posibles. Y está bien, porque la belleza playera de América se extiende por muchos países e islas.

Sin embargo, existe un lugar en las Américas cuya belleza y exotismo va más allá de lo que los ojos pueden ver. Veamos si, con estas “pistas”, sabes de qué lugar estamos hablando.

1. Un idioma como ninguno que hayas escuchado.

¿Alguna vez has escuchado el idioma portugués? En general, es bastante similar al español. Ahora, imagínate un idioma que mezcla el portugués, el español… y el holandés. De esa manera logras formar el papiamento (la primera columna, de la izquierda a la derecha), uno de los idiomas más curiosos del mundo, hablado por poco más de 170 mil hablantes nativos. Búscalo en YouTube y verás lo fascinante que es.


2. Un territorio muy, pero muy pequeño en el mapa.

En Sudamérica, el territorio más pequeño es el de Surinam, con 165 mil kilómetros cuadrados. Ahora, imagínate un lugar 370 VECES más pequeño que ese diminuto país… y tienes a un pedacito de territorio de sólo 444 kilómetros cuadrados que, de tan pequeño, casi desaparece en un mapamundi. Sin embargo, si te dicen su nombre, seguramente te será familiar. Pero no lo diremos para no arruinar la adivinanza…


3. ¿Un pedacito de Ámsterdam en el Caribe?

Cuando piensas en la capital de Holanda, seguramente se te vienen a la mente edificios con una hermosa arquitectura antigua, lindas callecitas con árboles y plantas y, además, una ciudad muy distante de Sudamérica. Pero si viajas a la capital de esta misteriosa isla de la cual estamos hablando, encontrarás esa misma arquitectura holandesa y lindas callecitas rodeadas de playas paradísiacas y días de calor durante todo el año. ¿Qué tal?


4. Un paraíso submarino.

Hasta ahora, ya sabemos que en este lugar se habla el exótico papiamento, que es una isla muy pequeñita, que posee una arquitectura muy holandesa y que está rodeado del mar Caribe. Y por esto último es, además, un paraíso para sumergirte en las profundidades del mar. En sus costas hay más de 40 zonas para practicar buceo y snorkel y, además, puedes hacer un paseo por las profundidades del mar y conocer muchos de sus misterios en un tour en submarino.


5. Pequeña, pero intensa.

Tomando en cuenta el tamaño de esta isla, quizás pienses que sea demasiado tranquila, sin mucho que hacer en cuanto a vida cultural, gastronomía y adrenalina. Pero te equivocas, porque en sus restaurantes y ‘food trucks’ incluso puedes encontrar comida de Indonesia, puedes sumergirte en las calles adoquinadas y rodeadas de arte urbano y murales, visitar las famosas ferias ‘Punda Vibes’ con música local y un gran mercado nocturno… Y claro, si lo tuyo es la adrenalina, a ver si te atreves a saltar al agua desde el crestón de 12 METROS de Playa Forti

¿Todavía no sabes de qué lugar estamos hablando? En ese caso, te daremos una pista final. El nombre de esta localidad de playas y de mágica cultura se encuentra en la letra de una canción, de un grupo colombiano, que fue un gran éxito en Colombia y en toda Latinoamérica. ¿Ahora sí sabes cómo se llama?

Si ya descubriste qué lugar es o todavía no la ubicas, no te preocupes: esta isla te espera con una gran sorpresa. Con la red de resorts Sunscape, puedes participar por una gran promoción para alojarte en Sunscape Curaçao Resort, Spa & Casino y disfrutar de todo el confort y el lujo que ofrece, junto a la magia y belleza de esta hermosa isla en el caribe (que, a estas alturas, ya has de saber cuál es porque ya dijimos su nombre).