A finales del siglo XIX surgió la técnica del trencadís de la mano de Gaudí, quien la aplicó por primera vez y la popularizó. Pero, ¿qué es el trencadís? Esta técnica se corresponde con la creación de un diseño o mural a partir de fragmentos rotos de cerámicas o azulejos que se unen o encolan. “Trencadís” significa en español “troceado” o “picadillo”.

Los primeros mosaicos de trencadís datan de finales del siglo XIX. Sin embargo hoy están tomando más relevancia que nunca, principalmente porque están siendo diseñados por personas fundamentales.

Se trata de un proyecto que impulsa y consolida la participación de más de 1.000 personas con discapacidad intelectual, quienes diseñan y elaboran los murales que decoran las secciones de carnicería y pescadería de Mercadona.

Gracias a esta iniciativa estos artistas tienen la posibilidad de formarse, trabajar y desarrollar  sus capacidades de concentración y trabajo en equipo.

Esta iniciativa tiene su origen en el supermercado de la calle Roger de Lauria, en Valencia capital, lugar en el que se instaló el primer mural de trencadís elaborado por estas personas. A partir de ese año y hasta el 2017, un importante grupo de personas con discapacidad intelectual de 27 fundaciones y centros ocupacionales ha trabajado en la confección de diferentes y atractivos murales para varios supermercados Mercadona de toda España, con trozos de cerámica rota aportados por Pamesa Cerámica.

De esta manera se ha ido consolidando la innovación social y la integración a través de una de las muestras de arte más representativas de España.

Estas personas trabajan junto a Mercadona, para liderar el proyecto de los murales que decoran las secciones de tu supermercado habitual.

Este es el compromiso de Mercadona con la integración social, entregando oportunidades a todos aquellos que las merecen.