Se acerca el 14 de febrero (o sea, no ahorita, pero de que está más cerca que antes, definitivamente lo está)- y poco a poco empezamos a armarnos con nuestras mejores herramientas para no pasar un 14 de febrero “forever alone”.

Aunque muchos consideran que el 14 es un día de amor que nada tiene que ver con el amor de pareja, sino con un amor mucho más universal; lo cierto es que indistintamente del sentido que le demos, de cierta forma estamos siempre a la espera de una cita perfecta (ya sea con amigos o con un galán).

¿Pero realmente existe la cita perfecta?

Si preguntas a quien sea, todos tendrán una idea de cita perfecta muy distinta a la tuya. De hecho, podrán coincidir en cosas generales, pero son los detalles de cada personalidad la que hace que algo se quiera más, o se quiera menos. Por eso, lo más probable es que tu cita perfecta sea diferente a la de tu pareja, y por ende no exista tal “coincidencia”.

Pero no te preocupes, pues sucede algo aún más complejo e importante, y es que cuando la cita solo depende del lugar que se escoja y se deja libertad a que los acontecimientos ocurran sin necesidad de “planearlos”, nace la magia y se concreta la tan anhelada “cita perfecta”.

Muchos pueden no estar de acuerdo, y piensan que la cita es perfecta siempre que se dan las cosas como se “planean”, sin embargo se ha descubierto que una cita con mayor libertad, baja los niveles de ansiedad en las personas, y por ende, se genera mayor conexión y sincronía en las emociones. ¿Qué tal?

Imaginen qué sería de nuestro corazón si viviéramos una cita en el lugar que siempre soñaste, en tu restaurante favorito o con el famoso que más amamos en el mundo, de seguro, estallaría de felicidad. Y es que en esos momentos (creemos) el mundo debe detenerse, porque ¿quién no ha imaginado alguna vez en la vida cenar a la luz de las velas con ese famoso enamorado? ¿o que te abra la puerta del auto? ¿O que él te invite a salir y hagan lo que más te divierte? En definitiva recibiríamos las más lindas muestras de cariño por parte de quien más admiramos, y queremos.

Pues bien, tener una cita perfecta e increíble fue lo que vivió una afortunada chica ya que pudo tener bien cerquita a su eterno amor platónico. ¡Qué suerte! Su misión fue elegir el lugar y dejar que las cosas fluyeran, y algo increíble paso…  obtuvo la cita perfecta con su querido Roger González: un actor, cantante, presentador, y por supuesto,  galán mexicano que tiene a todas las jóvenes de cabeza ante su simpatía y belleza.

¿Qué harías si Roger te invitara a pasar un día completo con él?

Esto se llevó a cabo gracias a que Starbucks Frappuccino® lanzó una dinámica donde la gente debía contar su mejor plan para salir de la rutina usando #DateLoQueTeGusta. Un día en el parque de diversiones fue la cita ideal de la afortunada ganadora y Roger. Descubre la historia completa acá.

¿Cuál sería tu cita perfecta?