Cuando piensas en la persona que te cuida o te ha cuidado alguna vez, ¿quién viene a tu mente? Seguramente tu mamá o tu papá, que han estado a tu lado desde el día en que naciste dando todo por tu bienestar. ¿Pero has pensado en quién más se merece un apapacho calentito y regalado con mucha sinceridad? ¿Sabes quién merece que nos detengamos un momento para hacer algo con gratitud por ellos?

Esta figura tienen una hermosa y a la vez valiente labor, pues presta sus manos para cuidarnos todos los días, y están siempre disponibles para ayudarnos cuando los necesitemos, principalmente durante la pandemia en México: son las enfermeras y enfermeros.

Ellos son los que están lado a lado con los médicos y sus manos son tan poderosas que cuidan nuestras heridas y son capaces de levantar a un país entero. ¿Qué sería de nosotros si no tuviéramos su ayuda en el cuidado de la salud?

Por eso, su trabajo es mucho más que una profesión: es una importantísima labor social hecha con el corazón.

Todos los días, el cuidado de muchas personas y de sus dolores están bajo su responsabilidad. Cada día es una misión distinta en sus manos, llena de vidas que cuidar y, en muchos casos, salvar. Esa es su labor diaria: esforzarse para sanar nuestras heridas. Por todo eso, ¡muchas gracias! Por todo su sudor y lágrimas, creemos conveniente darles el reconocimiento que con tanto amor se merecen.

No es difícil expresarles nuestro agradecimiento. Podemos recurrir a una llamada telefónica espontánea, no sabemos si tuvieron un día muy pesado, tal vez unas palabras de aliento les alegren su día. O también enviarles unas flores al centro de salud donde pasan tanto tiempo, un ramo de flores hace maravillas. Incluso una simple felicitación con una buena cantidad de palabras sinceras a su inbox por redes sociales estaría bien.

Se podría decir que el futuro está en sus manos, por eso, creemos que cuidarlas es un detalle hermoso y de mucho valor. Y otra manera de agradecerles es lo que LUBRIDERM® nos regala a todos. Esta marca lleva caminando junto con estos profesionales de la salud ya más de 15 años y para agradecerles hicieron una campaña en la que todos podemos ayudar para ofrecerles una gran ayuda: implementos para el cuidado las manos y su humectación.

Esta hermosa iniciativa logró donar productos a estas personas para mantener sus manos a la perfección, sanas y en buen estado, pues ellos merecen que los cuidemos, y a su labor, todo nuestro reconocimiento.