Por BCP

Del futuro nada se sabe; sin embargo, hace más de 100 años (en 1910 para ser exactos), se escribió una letra que hoy refleja a la perfección lo que estamos viviendo como sociedad, y principalmente con nuestros niños.

¿Cómo pudo alguien determinar algo 100 años antes de que ocurriera?

Sin duda es enigmático, pero esto no significa que fuese poco probable. La respuesta está en un detalle: ser peruano.

Sí, como lo lees, pues todo esto tiene mucho más sentido de lo que crees. Y es porque hace 100 años se escribió el himno del Perú que conocemos hoy, ese himno que verbalizó nuestra esencia e identidad. Ese mismo himno, tiene una frase que se ha convertido en una bandera de lucha por nosotros, por las generaciones que están por irse, por las que vienen y sobre todo por la generación de la que esperamos todo: los niños.

“Somos libres, seámoslo siempre”.

 

Cuatro palabras que resumen la lucha de este siglo XXI. No podemos ser más afortunados al haber nacido peruanos, porque tenemos la libertad de ser lo que queremos ser. Porque podemos darle a nuestros hijos las herramientas para ser felices, para ser quienes quieren ser.

Porque son ellos quienes podrán expresarse sin miedo a nada. 

Porque tendrán en sus manos la capacidad de cambiar su propio futuro las veces que quieran.

Porque nadie les impondrá paradigmas sociales, pues son ellos quienes configuran su forma de ser sin un molde al cual seguir.

Porque ser libres es lo más real que podemos darles, es el regalo que tienen de manera inherente al ser peruanos. 

Esto es ser peruano, y no nos cansaremos jamás de celebrarlo. Porque somos libres: seámoslo siempre.