Por HSBC
Tú eres dueño de tu nómina y decides en qué banco deseas recibir tu salario. ¡Es muy fácil!

Cuando comienzas en el duro camino de ser adulto, te encuentras de golpe con el momento más duro de todos: comenzar a trabajar. Bueno, en realidad no es tan duro considerando que ganas dinero a cambio, pero de todas formas es la prueba fehaciente de que dejamos de ser adolescentes o jóvenes libres y nos convertimos en adultos de verdad.

Y claro, si ponemos en una balanza el hecho de trabajar con el de ganar dinero, siempre querremos seguir trabajando. Pero pasa algo más, y es que cuando crecemos también nos enfrentamos con cosas de adultos, como trámites, papeleos, palabras extrañas y cosas que tenemos que saber para no morir en el intento.

Dentro de esas palabras y frases extrañas descubrimos “Portabilidad de nómina”. Probablemente algunos sepan lo que significa, o quizás solo tengan una idea; pero hoy les explicaremos con “peras y manzanas” qué significa esto, y cómo puedes hacerlo:

Ahora que sabes en qué consiste la portabilidad de nómina, tal vez sería bueno que revises en qué banco estás recibiendo tu salario.

Tú eres dueño de tu nómina y decides en qué banco deseas recibirla. Da #UnPasoMás y cámbiate a HSBC Al abrir una cuenta flexible te bonificamos $500 M.N. Además, si cambias tu nómina a HSBC obtienes $500 M.N adicionales. Te bonifican hasta $1,000 M.N.

¡Así de fácil! Cámbiate a HSBC