Los mejores y más deliciosos sabores para deleitar los sentidos de toda tu familia. Santa Clara lo sabe y quiere compartir contigo su secreto contigo aquí. 

Los lácteos son un alimento con muy buena aceptación entre la mayoría de las personas de todas las edades. Muchos crecieron con la leche materna, y este nutritivo producto nos ha acompañado a lo largo de la vida. Es un hecho que los lácteos tienen muy buena reputación y son muy versátiles.

Seguro que estás de acuerdo con eso.

Tal sólo hay que saber que los lácteos existen en diferentes variedades para satisfacer a todos los gustos, y que además hay una serie de importantes beneficios para tu salud que siempre es buena idea conocerlos, o bien recordarlos.

1. Reducen la tensión arterial

Consumir tres raciones diarias de productos lácteos (leche, yogurt) combinadas con una dieta rica en frutas y verduras, reduce la presión arterial significativamente.


2. Fortalecen los huesos

La masa ósea se vuelve más resistente si tiene una buena cantidad de calcio, que se encuentra en los lácteos en grandes cantidades. Por eso es que la leche y todos los lácteos son los mejores amigos de los huesos.


3. Conservan la masa muscular

Los lácteos en todas sus variedades evitan que se desgasten las proteínas de los músculos, es decir, actúan a favor de ellos y los fortalecen si se consumen regularmente. Por eso es que la mayoría de los deportistas los prefieren.


4. Tienen un gran efecto antibacteriano

Es decir, el sistema inmunológico estará en óptimo estado ya que se estimulan las defensas naturales del organismo. Puedes elegir una leche que conserve el sabor y todos sus nutrientes aún después de ser procesada.


5. Controlan la ansiedad

El estado de estrés puede reducirse de manera significativa tomando un solo vaso de leche. Ahora puedes entender por qué mamá te daba un vaso con leche tibia cuando no podías dormir.


6. Aportan energía

Cuando te sientas muy cansado y debas continuar con las responsabilidades de tu día, consume algún lácteo para que tu organismo se reanime y agradece a las grasas y a la lactosa de los lácteos por la inyección de energía.


7. Ayudan a perder peso

El mejor punto de esta lista: los lácteos ayudan a perder peso corporal. Esto se debe a que después de consumirlos te sientes satisfecho y queda “poco espacio” en el estómago para otros alimentos. Tomar un vaso de leche antes de comer, ¡buena idea!

¿Ves que siempre es bueno conocer o recordar los beneficios de consumir lácteos?

Todo esto comprueba que son un motor que eleva las defensas naturales del organismo. En definitiva, tu sistema inmunológico estará más fuerte que nunca si consumes lácteos con frecuencia, por ejemplo, una leche que preserva sabor y nutrientes en su proceso es Santa Clara.