En temas de ahorro cada quien se las ingenia como mejor le parezca, o como se dice en el lenguaje de amigos, “cada quien se rasca con sus propias uñas”, pero el problema es que no siempre funciona como es lo esperado. Tal vez te ha pasado que aunque lo intentas de una y de otra manera, tus ahorros se esfuman como por arte de magia.

Por eso te queremos enseñar a cuidar tu lanita según tu personalidad.

Esperemos que te funcionen para que consigas ahorrar como tanto lo has querido. Porque, ¿quién no quisiera tener un guardadito?

1. Sociable

Puede que tengas un buen dinerito, pero más vale que no lo gastes de un jalón, el ser espléndido con todos no siempre es bueno para tus bolsillos porque podrían vaciarse más rápido de lo que piensas. Mejor podrías invertir cada quincena un poquito en tu nueva mejor amiga llamada cuenta de ahorro.


2. Organizado

Para ti es fácil saber que no todo lo que venden lo necesitas, por eso compras solo lo que realmente es indispensable y en verdad sabes distribuir tus gastos, lo que te permite guardar un poco para esas compras superficiales como esa bocina para la regadera para cantar a todo pulmón en el baño.


3. Intuitivo

Al dinero hay que cuidarlo, está claro, ¿no? Por eso podrías organizar una tanda familiar o con tus amigos y así  tener una lanita bien guardada. El secreto está en llevar al banco el dinero que recibas y así sin notarlo, tu cuenta de ahorros irá creciendo cada vez más.


4. Distraído

Si no sabes en qué se te acabó el dinero, lo ideal es que lleves un registro con todos los gastos que vas teniendo en el día. Verás que algunas de las cosas que pagaste no las necesitabas en realidad, así poco a poco irás reduciendo gastos.


5. Tímido

La mejor recomendación que tenemos para ti es hacer un buen guardadito en casa cuidando cada centavo que cae en tu alcancía. Después organízate y llévalo al banco cada quincena o cada fin de mes,  por ejemplo. Sin que te des cuenta el cochinito va a ir engordando de poco en poco.


6. Cuadrado

Si tu mente es numérica, sabrás que apartar el 10% de tu sueldo es una técnica que te asegurará un buen guardadito ante cualquier emergencia o bien empezar a ahorrar para irte de viaje. No hagas trampa, guarda la cantidad exacta y no lo gastes a menos que se trate de un caso extremo.

Con Banco Azteca ahorrar no cuesta nada, empieza a ahorrar con tu Guardadito. Tener un ahorro con ellos es fácil y sencillo, tu dinero estará 100% seguro. Si quieres ahorrar en serio, abre tu Guardadito en Banco Azteca.

La puedes solicitar en cualquier sucursal de Banco Azteca, abrirla desde 1 peso y lo mejor es que no te cobran manejo de cuenta, ni comisiones. Además, con la app puedes realizar operaciones desde donde estés