Si aún no tienes claro qué estudiar, el Preuniversitario Pedro de Valdivia es especialista en preparación PSU y cuenta con modelo de excelencia personalizado especialmente diseñado para ti. ¡Matricúlate para que tengas total libertad de elegir lo que quieras estudiar, y dónde quieras!

Se acabó lo que todos amamos. El verano va siendo historia y marzo ya está aquí, así es queridos padres, llegó el momento de iniciar la temporada de despertadores a las 7 a.m, de lápices perdidos, cuadernos y bienvenidas clases.

Es triste sí, y es que sabemos que durante 3 meses estuviste de guatita al sol sin ninguna preocupación, pero es tiempo de aterrizar y convencerte que tus hijos deben desde ya encerrarse a estudiar como si el mundo se fuese a acabar (bueno no tanto) . Y sí aún no estás preparado para escuchar sus miles de excusas para no hacerlo, te contamos que nosotros te damos un manito, y elaboramos la guía perfecta para el padre que “vuelve a clases”

1. Cómo enfrentar los berrinches de irse a dormir temprano

De seguro todos en casa se estaban acostumbrando a irse a la cama muy tarde, y es que claro, en verano y en Chile irse a dormir a las 9 de la noche era un acto de valentía. Pero, las cosas cambiaron y lo más probable es que ahora que comenzaron las clases te encuentres en casa a un hijo lo más parecido a un ogro. Para que la hora de irse a dormir sea placentera lo mejor será evitar los estimulantes como el café o una super hamburguesa a las 10 de la noche.


2. Y las caras largas de la mañana

Lo importante para que esto no ocurra nunca más, es establecer rutinas y horarios. Por ejemplo, el día anterior la tele se apaga temprano, es decir, definir prioridades. Enseñar que descansar es mejor que quedarse mirando quién se fue del reality.


3. Saber cómo hacer para que nada les de lo mismo

“Filo, me da lo mismo” “no me interesa” “no tengo idea” ¿te suena? Y es que claro, después de tanto tiempo guatita al sol esas podrían ser sus únicas respuestas. Para enfrentar esto, es importante hablar de las expectativas para la nueva etapa que comienza, escuchar sus miedos, quererlos (no entenderlos) y por sobre todo apoyarlos.


4. Lograr que exista la hora del estudio

Esto viene de la mano con establecer rutinas, está perfecto que al llegar de clases quiera una siestecita, pero cuando llegue la hora de estudiar, se estudia.


5. Y cómo no, conseguir que esté todo en su lugar

Un lunes en la mañana puede ser un caos, que dónde está la mochila, que quién tomó un lápiz que estaba en la mesa, que quién se comió el pan para el recreo, etc. Y es que el desorden podría traer consecuencias negativas al comenzar las clases. Por eso, procura que antes de dormir quede todo en su lugar.


6. Para nunca más escuchar “estoy chat@”

Acá debes poner todo de ti, y es que convencer a tu hijito podría ser algo complicado… por no decir imposible. Es importante que incentives sus cualidades, que logres que se comprometa con algo y que lo cumpla. Háblale de lo bien que se siente cuando nos esforzamos por algo y lo conseguimos, de esta manera comenzará a creer en todo lo que es capaz.


7. O saber actuar frente a “mi libreta de notas viej@ es un calendario lleno de feriados”

Dedica una conversación sobre sus proyectos y lo que quiere en la vida, convéncelo que las notas de la media son más importantes que ir a esa fiesta masiva. De hecho, el NEM podría definir su futuro para entrar a la U.

Quien quiere estar en el proceso del camino a la U es el Preuniversitario Pedro de Valdivia que cuenta con contenidos y docentes de excelencia para sacar el máximo potencial de cada alumno.

Además te invita a que participes por 1 de las 10 becas para cualquier programa PDV, sólo debes inscribirte aquí, y asistir a tu sede de interés. Tienes hasta el próximo 17 de marzo.