Por Sedal
¡Bienvenida a la libertad de peinarte!

Desde hace un par de años, se ha ido configurando una nueva corriente de pensamiento que nos aleja de las cosas dañinas en pro del bienestar. Así es como han ido naciendo distintos movimientos que buscan desintoxicarnos mental y corporalmente de todo aquello que nos perjudica, como el consumismo, la comida chatarra, la explotación indiscriminada de los recursos, etc.

Así mismo, hemos ido tomando consciencia de lo intoxicado que está nuestro cuerpo. Y no necesitas ser una persona que trabaje en una planta nuclear para vivir esta realidad, basta con salir a la calle y recibir la infinita cantidad de gases tóxicos que hay en el aire.

Por eso queremos que tú también te des cuenta de todo lo que tu cuerpo está sufriendo siendo intoxicado; quizás así tomas la decisión de comenzar a hacer un cambio en tu pensamiento también te beneficie a ti. 

Veneno en el cuerpo

Istock

Los residuos tóxicos por combustión son mucho más comunes de lo que crees. Basta con encender una estufa a parafina o a gas para estar envenenando tu cuerpo lentamente. Por lo general una casa cuya calefacción sea por combustión, mantiene la temperatura con las ventanas cerradas y con las puertas de los espacios que no están siendo ocupados, también cerradas. Por ende estos gases se convierten en letales, pues su concentración es mucho mayor.

Matar bichos por fuera, matar tu cuerpo por dentro

Istock

Otro ejemplo, mucho más dañino para tu cuerpo es el uso de los pesticidas. Este tipo de sustancias se encuentran en las alfombras, las pinturas y la madera. Sin que te des cuenta estás eliminando insectos que probablemente solo te molestan visualmente, a través de un producto que podría provocarte infertilidad, daños mentales, respiratorios o alergias. Tu piel expuesta por mucho tiempo a cualquier insecticida o pesticida, está generando un daño irreparable que tienes que parar hoy.

Los campos electromagnéticos también son una forma tóxica de vivir

Istock

Pensabas quizás que el mejor invento del mundo fue el microondas; sin embargo todas las ondas electromagnéticas que vienen de este aparato y otros como las antenas, podrían ser las causantes de esa irritabilidad, o de tu insomnio. Incluso podría provocarte cosas más peligrosas como la taquicardia y la depresión.

Y por si fuera poco, los contaminantes biológicos también contaminan tu cuerpo

Istock

Los ácaros, la caspa, el polen, el moho, e incluso los excrementos de animales, son microorganismos capaces de generar una terrible alergia en tu cuerpo, o asma, inflamaciones en tus ojos y todo eso que es tan desagradable.

Si hasta tu pelo está expuesto al daño por todos estos contamiantes.

Istock

¿Acaso no has notado cómo después de un día de trabajo tu cabello parece más pajoso que de costumbre? O puede que la contaminación no seque tu pelo, y al contrario, le otorgue mayor grasitud.

Las cosas están cambiando, y aunque cada vez hay más tecnología, hay más agentes dañinos que perjudican nuestro cuerpo. Puedes comenzar a tomar cartas en el asunto, y empezar por cambiar tu rutina alimenticia. Verás como de a poco tu cuerpo comienza a desacostumbrarse a la comida nociva, y de a poco se va recuperando. También puedes cambiar tu rutina de limpieza. Hoy hay muchos productos disponibles para hacer que tu cuerpo esté desintoxicado; y para tu pelo también hay productos detox.

De estos últimos sabemos que han sido bastante beneficiosos, por ejemplo la línea Detox de Sedal es una excelente opción que pocos han probado, y que podría ser una alternativa increíble para recuperar a tu pelo del daño de la contaminación.

Haz un cambio y desintoxica tu cuerpo.