Verano, esa época soñada donde nada es más importante que ponerse protector solar, donde no hay reglas ni existe el despertador… Es ese momento en la vida en el que el problema más grande al que nos enfrentamos es decidir si comer pizza o hamburguesa. La vida es perfecta y nada puede echar a perder ese hermoso momento… Excepto marzo.

Con la llegada de marzo vuelven los niños al colegio, y todos sabemos que la compra de útiles y uniformes puede volverse un verdadero suplicio. ¡Pero tranquila! Que con estos pequeños tips, te ayudamos a superar el trauma de la vida real y conseguiremos que marzo se convierta en una de las épocas más fáciles del año:

1. El cuello, lo más importante

Cuando busques camisas escolares, asegúrate de saber la medida del cuello de tu hijo. Es lo más difícil de arreglar posteriormente.

¡Es que crecen taaan rápido!


2. Loncheras eternas

Al momento de comprar una lonchera, fíjate que estén hechas con materiales sencillos de lavar. Recuerda que los niños no suelen ser muy cuidadosos.

¿Todavía recuerdas el último yogurt que se reventó dentro?


3. ¿Jumper? El cierre es lo primero

Asegúrate de comprar un jumper cuyo cierre sea resistente, son lo primero en romperse con el uso. ¡Evita aquellos que son muy tiesos!

Y nadie quiere quedar expuesto en plena clase.


4. Nunca más otra lesión

Busca una mochila cuyo brazo deslizable sea curvo, así evitarás daños en los hombros de tus hijos.

¡O también puede ser una mochila de carrito!


5. Zapatos anti caídas

La suela de los zapatos escolares debe ser de un material adherente para evitar que se resbale en pisos flotantes o baldosas.

No queremos accidentes a mitad de año


6. Que no se rompan los cordones

Cuando busques zapatos escolares fíjate que los orificios por donde pasan los cordones sean metálicos. Así evitarás que se rompan al ajustarlos.

Los zapatos con velcro también son una opción, o las zapatillas del futuro de Marty McFly.


7. Zapatillas blancas hasta fin de año

Lona o cuero: que las zapatillas deportivas blancas sean de estos materiales. Esa es la clave para limpiarlas con mayor facilidad.

Es eso… o evitar usarlas.


8. Que no pasen vergüenza

Al comprar pantalones, recuerda estas mágicas palabras: “Doble costura en el tiro”… así llegará invicto al último día de clases.

Créenos.


9. No  más botones voladores

Fíjate en que los botones de blusas y camisas tengan un muy buen remache, así no perderá ni un botón en el camino.

No habrán camisas que estallen, ni botones dañando ojos.

¿Cuál es el más útil para ti?

Ahora que ya sabes lo esencial para comenzar marzo sin tanta presión, prepárate para esta vuelta a clases y compra todo lo que necesitas con la mayor variedad y la calidad de siempre: 

¡Que no te falte nada!