¿Te estás mudando a tu primer depa? Entonces no te pierdas el lanzamiento de Liverpool donde podrás encontrar muebles ideales y de buena calidad para espacios pequeños. ¡Todo Liverpool en un click!

¿Alguna vez has visto un catálogo de muebles y decoración con envidia y resignación, viendo esas imágenes como paisajes inalcanzables? Posiblemente sí, como yo lo hice alguna vez. A veces nos queda la impresión de que, como esas casas fueron decoradas por expertos para aparecer así, sólo podemos tener casas realmente geniales con la ayuda de un decorador (o cuando eres uno).

Pero eso no es verdad. De hecho, puedes tener una casa con mucho estilo siguiendo algunos simples consejos de decoración. Ten en cuenta estas ideas infalibles que apliqué en la mía… ¡y todos creerán que eres profesional!

1. Incorporar espejos en la sala de estar

Este detalle, que funciona especialmente bien cuando el espacio es pequeño, puede renovar un lugar por completo. Y su efecto no sólo se ve moderno, sino que también sientes que estás en un lugar mucho más espacioso.


2. Establecer un punto focal

Cuando decores una habitación o un living, ten en cuenta colocar un mueble que distinga claramente del resto, con un color y/o estampa diferente al resto (pero que aun así haga una buena combinación, como en la imagen). De esa manera, no solamente se hará con que ese elemento llame la atención: también se destacarán las estampas y colores del resto del lugar, por su contraste con ese objeto.


3. Seguir la regla de los tres tercios

Este principio desarrollado por decoradores, con el objetivo de aplicar los colores a un lugar de una manera armoniosa, plantea que cada espacio se divide en tres tercios donde se aplican distintos colores y/o tonos: el suelo, la pared y el techo. Y en ese sentido el suelo ha de llevar el color más cargado, la pared debe llevar un color intermedio y, finalmente, el techo debe ser muy claro.


4. Moblar con circulación

Con esta idea, no sólo evitas colapsar el entorno de decoración y muebles que bombardean tu vista con colores e información: también evitas que los muebles estorben. Y entonces, de esa manera el lugar se ve más sobrio y acogedor.


5. Seguir la regla de los impares

Este es otro truco que aplican los diseñadores profesionales y que, por extraño que suene, siempre resulta: cuando debas elegir entre colocar 2 o 3 objetos, siempre quedará mejor cuando elijas el número impar. Y como se ve en la imagen, al aplicar esta regla puedes jugar con tamaños y lograr que todo se vea aún mejor.


6. Establecer una paleta cromática y complementarla con estampados

Muchos decoradores dicen que la simplicidad es un principio sagrado del buen gusto. Sin embargo, algo demasiado simple también es demasiado aburrido. Por lo tanto, elige un trío de colores (que no sean demasiado diferentes ni estridentes, para hacer una mezcla sobria) y algunas imágenes y texturas, aunque sean de diversa índole, como rayas, flores y aves.

En el fondo, estos consejos funcionan porque aplican conceptos como simplicidad, comodidad, innovación e incluso arte. En el caso de los colores y estampados, por ejemplo, es fundamental aplicar un verdadero buen gusto artístico para elegir una buena paleta de colores y una bella diversidad de imágenes decorativas.

Es por eso que Liverpool desarrolló la nueva Tendencia Intelectual de Haus, porque la decoración es un arte y pretende celebrar la riqueza del movimiento renacentista, tomando gran influencia de museos con detalles sobrios y vanguardistas, toques satinados y estampados que forman un estilo que une lo nuevo y lo clásico.

Haus busca darle frescura al nuevo hogar o un giro completo y refrescante a una casa antigua con un toque especial en el living, el baño, tu habitación… ¡tal como lo hizo en mi casa! Entonces, ¿qué esperas para renovar tu hogar?