Los mejores momentos se viven probablemente con la mejor cerveza del mundo.

Quizás no lo sabías, pero Dinamarca ha sido declarado más de una vez como el país más feliz del mundo, al menos según el estudio conocido como World Happiness Report desde el 2012. Y cuando no ha estado en la cima, al menos siempre ha estado cerca. Ahora, la gran interrogante es, sin duda alguna, ¿por qué?

El concepto de “hygge” se ha ido convirtiendo con el tiempo en una de las mejores explicaciones a este fenómeno.

Dejando de lado que este país tiene un gobierno estable, bajos niveles de corrupción y fácil acceso a servicios básicos, este extraño concepto siempre parece terminar siendo la gran explicación detrás de todo lo que respecta a su actitud ante la vida. Aunque en estricto rigor esta palabra no tiene una traducción literal y muchos han intentado reducirla a lo que nosotros conocemos como “acogedor”.

El consenso general parece ser que su significado es mucho más complejo, pero al mismo tiempo es muy sencillo… por eso es tan interesante.

Una traducción más adecuada de “hygge” podría hablar del interés por compartir experiencias, pues se relaciona con la habilidad de saber cuándo desconectarse para poder conectarse con lo que realmente importa. Y lo mejor de todo esto, es cada persona tiene el poder de definirlo según los pequeños momentos del día que nos hacen felices.

¿Quieres familiarizarte aún más con esta filosofía? Todo se trata de privilegiar los espacios acogedores, no solo en términos de estética, sino que de un estado mental en el que realmente te den ganas de disfrutar.

Empieza a agradecer y compartir. Busca a las personas con quienes quieres vivir estas experiencias, las que te hacen sentir ganas de construir momentos simples, cómodos, hygge

Prepara con ellas sesiones de historias después de trabajar o conversaciones sobre la mesa mientras comen cosas que para ustedes sean especiales. Mejor aún si se acompañan de una cerveza, porque eso es algo que los daneses probablemente harían.

No es una costumbre, es probablemente el mejor estilo de vida. Y Carlsberg, la cerveza que viene directamente desde la tierra del hygge, te invita a practicarlo cuándo y dónde quieras.