Descubre Ingenes, el Instituto de Fertilidad y Genética líder en salud reproductiva con las tasas de éxito más altas de Latinoamérica.

El camino para convertirse en padres no siempre es el más fácil. Muchas parejas se desgastan física, anímica, económica y emocionalmente cuando intentan quedar embarazadas y no lo consiguen. La desesperación llega hasta lo más profundo del corazón porque el tiempo pasa inevitablemente y eso significa que se vuelve más complejo ser mamá.

Algunas parejas van de consultorio en consultorio buscando al mejor médico que los pueda orientar; pero a veces los planes no resultan.

Por eso, hay algunos aspectos a considerar para este largo andar si es que deseas convertirte en madre:

Puedes estar dentro del rango de maternidad tardía

Desde la medicina se plantea que entre los 20 y los 30 la mujer está en su plenitud biológica, y por ende mucho más preparada para tener hijos; a partir de los 35 años se vive el fenómeno de la maternidad tardía, el cual no solamente hace referencia a los embarazos que suceden pasados los 35 ó 40 años, sino incluso habiendo ya pasado la barrera de los 45. A partir de este momento los embarazos suelen ser mucho más riesgosos, con abortos espontáneos y complicaciones, pero… ¿Por qué?

Esto es porque los óvulos también envejecen, perdiendo calidad con el paso del tiempo; además, la reserva ovárica de cada mujer disminuye cada año que pasa.

Sin embargo, existen diferentes opciones que han servido como alternativa legítima cuando nos encontramos frente a la dificultad de concebir. Un caso muy conocido es la técnica de la Fertilización In Vitro, en la cual la unión entre el óvulo y el espermatozoide no ocurre dentro de las trompas de falopio, sino en un laboratorio de reproducción asistida. Suele ser un proceso no muy largo, y bastante cómodo.

Además, los casos de éxito de este tipo de proceso son del 65% solo si consideramos el primer intento o ciclo. ¡Wow! Ahora, al llegar al cuarto ciclo la tasa de éxito es del 96%. Esto quiere decir que de cada 100 personas, 96 logran concebir.

Ahora, es importante que este proceso se lleve a cabo en un laboratorio de reproducción asistida con altos estándares en tecnología, básicamente porque representa el 50% del éxito del proceso. Por esto es muy importante que cuando elijas el lugar donde realizarás el proceso para tener un bebé, te asegures de que cumpla con altos estándares de calidad en higiene, seguridad, tecnología y claro, el equipo experto.

Creemos que te mereces la oportunidad de hacer realidad tu sueño, por eso te recomendamos un lugar que podrá cambiarte la vida, porque tiene la tasa de éxito más alta en todo Latinoamérica.

Se trata de Ingenes, el Instituto de Fertilidad y Genética líder en salud reproductiva.  Ellos saben muy bien por todo lo que las parejas han tenido que pasar, pues como pudiste ver, la fertilidad después de los 35 años disminuye drásticamente, pero con Ingenes es posible tener un bebé.

Sus tasas de éxito son de las más altas en América Latina, por eso 9 de cada 10 parejas regresan con un bebé a casa. Un laboratorio especializado en reproducción, una red de médicos especialistas y años de experiencia los respaldan.

Ingenes te ayuda a bajar una estrella del cielo. Cambia tu vida.