El mundo avanza a pasos agigantados, eso es una realidad y día a día vemos cómo la tecnología y los dispositivos inteligentes vienen a hacer de nuestros días unos muchos más fáciles y entretenidos. Pasa por ejemplo con los famosos y siempre útiles asistentes por voz. Pero, ¿qué son y por qué podríamos considerarlos como nuestros mejores amigos? 

Los asistentes por voz son dispositivos inteligentes que usan la voz como un medio para ofrecer múltiples servicios, y están definitivamente cambiando nuestras vidas.

Y es que todo lo que un asistente por voz puede hacer, nos confirma que estos dispositivos inteligentes son simplemente perfectos. Por ejemplo, existe Google Home, un asistente por voz que posee un parlante de alta potencia para poder escuchar canciones con el mejor sonido, un campo lejano de reconocimiento de voz para usar el manos libres e incluso un botón mudo de micrófono para tener mayor privacidad (en caso que quieras buscar en internet cosas un poco más íntimas). Además, estos dispositivos inteligentes están disponible en español, para que así sea mucho más cómodo pedirle lo que sea.

¿Y por qué podemos considerar los asistentes por voz como nuestros mejores amigos virtuales?

Principalmente porque cuentan con características que revolucionan nuestro día. Es el caso del Parlante Mojo, un asistente por voz que entrega un sonido superior inteligente, ya que combina Google Assistant con una calidad de sonido excepcional para resolver todas tus dudas, por más extrañas que parezcan. ¿Quieres saber cómo está el tiempo en Honolulu? Pues, solo tienes que pedirlo.

Además, la claridad del Parlante Mojo posee un controlador personalizado que aporta 5w de sonido potente y nítido a cada habitación de tu hogar, para que todos escuchen música juntos y felices.

Reproduce música y controla fácilmente los dispositivos inteligentes de nuestra casa, utilizando sólo la voz. 

Así es como los asistentes por voz definitivamente se convirtieron en un imperdible en casa, ¿te convencimos y quieres ir por uno ahora ya? Pues los puedes encontrar aquí. Ahora la verdadera pregunta es… ¿qué es lo que viene después?