Abrázalo y cuida su delicada piel con lo mejor de Huggies para tu recién nacido.


Si buscamos en nuestro clóset, miramos en nuestra ropa de cama o incluso en nuestras toallas de baño, podemos observar que estamos rodeados de material sintético. Muchos de nosotros compramos productos sin fijarnos en el material con el qué están elaborados y es probable que estemos dejando fuera uno que nos aporta muchos beneficios: las fibras naturales.

Cada año se producen unos 30 millones de toneladas de fibras naturales en todo el mundo. Sin embargo, su consumo ha sido sustituido progresivamente desde los años 60 por los materiales sintéticos. Esto, a pesar de sus múltiples ventajas para el medio ambiente y nuestra salud.

Aunque, en los últimos años, algo sí que está cambiando…

Organismos internacionales como la FAO llevan casi 10 años trabajando por poner el tema sobre la mesa y han organizado diversas campañas para concienciar a los consumidores de la importancia de utilizar las fibras naturales y promover su producción.

¡Porque existen muchas razones para usar fibras naturales!

– Son buenas con la naturaleza

– Tienen una capacidad destacada en la absorción de humedad

– Son hipoalergénicas

– Al contacto de la piel son mucho más amables

– Y si de olores se trata, a estas fibras les cuesta más trabajo retenerlos

Y eso último es algo que muchos agradecemos, ¿no?

Como ves, es importante que pongamos de nuestra parte y saquemos provecho a las fibras naturales prefiriéndolas por sobre las sintéticas. Muchas marcas ya han puesto manos a la obra para brindarnos productos que no solo sean bonitos, sino que aporten los mayores beneficios para nuestra familia… Para mí, esa combinación es ganadora. 

¡Ahora nos toca a nosotros!

Aprovecha todos estos beneficios y protege a los que más quieres, con las toallitas húmedas Huggies: están hechas principalmente con fibras de origen natural, para cuidar al máximo la delicada piel de tu bebé. ¡Porque al rey de la casa hay que darle sólo lo mejor!