Por Sears

Cuando una mujer se vuelve mamá, no sólo obtiene superpoderes como leer la mente de los hijos. Cuando se vuelve madre, todo su vocabulario se enriquece. Y ella, que cuando niña escuchó a su mamita decirle “¡Estas no son horas de llegar a casa!” y “Cuando tengas hijos, te acordarás de mí”… bueno, seguro se acuerda de ella porque las repite. Parte de la maternidad es decir cosas inolvidables y hermosamente graciosas que las mamás siempre dicen.

Y, además, todos tenemos “frases típicas de mamá” que encajaron mejor con nuestra personalidad cuando éramos niños. ¿Lo has notado? Seguramente tienes la tuya… ¿Cuál será?

[wp_quiz_pro id=”23591″]

Por la frase que más te identifica, y por tantas otras cosas notables que todas las mamás del mundo siempre dicen (sin importar si estás en México o en Kazajistán), nuestras progenitoras nos dan demasiados motivos para quererlas todos los días. Por eso “vístete un abrigo” y ve a la venta nocturna de Sears para comprarte ese gran regalo que ella merece para el Día de la Madre (aunque en ese día te diga “¡No era necesario!”). ¡Y “no vuelvas a casa tan tarde”!