Activia se beneficia de más de 30 años de investigación y experiencia y 4 mil millones de Bifidus Actiregularis.

Me está pasando hace un tiempo que he tenido más tiempo para pensar en esas cosas que solo se te vienen a la mente cuando dejas el móvil fuera del baño y ya leíste todas las etiquetas del champú… Entonces mientras espero a que mi cuerpo haga lo suyo me da por pensar cosas: ¿y si a Leo DiCaprio le hubiese dado una indigestión justo antes de subirse al Titanic? Probablemente seguiría vivo, no hubiese conocido a Rose y ahora sería un exitoso jugador de póker.

¿Y qué hubiese pasado si a los protagonistas de otras películas hubiesen sentido la llamada del retrete en el momento menos oportuno?

Aquí les cuento:

1. Latika no llega a contestar a Jamal en Slumdog Millionaire

Justo cuando Latika ve a Jamal en la televisión, comienza a sentir un fuerte dolor de estómago que la hace buscar el primer baño del sector. Entonces Jamal jamás hubiese sabido que Latika estaba viva, y tampoco hubiese tenido la tranquilidad de seguir contestando, por ende se acaba el juego, Jamal pierde, Latika sale del baño y nunca más sabe de él…

Ahora ella está casada con un multi-millonario francés de apellido Laforêt, y Jamal trabaja a media jornada en un Call Center, solo para ver si un día Latika le contesta. Y  adivinen quién decidió nunca más participar en un programa de televisión… 🙄


2. Danny no logra huir de Jack en El Resplandor

Porque justo está corriendo en el laberinto y la paella que había cenado le ha sentado mal, entonces ni pensar en retroceder sigiloso por su camino, no. Va y como está medio atrapado y medio desesperado decide hacer lo que tiene que hacer, entonces llega Jack y bueno, el resto es historia.

En todo caso Wendy si se salva, ¿eh?


3. Los Dreyfus se salvan en Malditos Bastardos

Probablemente no hubiese habido película, porque mientras Perrier LaPadite le ofrece leche a Hans Landa, este se la toma y le viene la llamada del retrete en ese instante, entonces seguro que se va. Y si se va no hay muertos, ni venganza, ni película, ni nada.

Lamentable porque la muerte del «Führer» es de lejos la mejor escena del mundo.


4. Marion no se mete a la ducha en Psicosis

Primero… ¿Quién deja la puerta abierta del baño mientras se toma una ducha en un motel? Ahora, obviando ese error, imaginemos que mientras está en su cuarto de repente le dan ganas de visitar al señor roca y bueno, el silencio de esa meditación le agudiza el oído para sentir los pasos de «la madre» de Norman Bates y llega a darse cuenta de que este tío trae un rollo medio extraño muy al estilo Almodovar.

Incluso llegan a convertirse en grandes amigos.


5. Frank no llega a salvar a Rachel en El Guardaespaldas

Bueno, nadie sabe cuando es momento de ir al baño y relajarse, y justo cuando van a dispararle a Rachel, Frank está viviendo su momento personal con el baño. ¡Ups!

En todo caso, quien diga que era justo que Frank muriera solo porque Rachel es Whitney Houston… Realmente no aprecia el valor de la humanidad.

¿Qué otra película te imaginas intervenida por la llamada divina?

Porque no siempre ta da tiempo a hacer la digestión en el momento correcto, con Activia Cereales regula tu tránsito y siéntete relajado para comer lo que quieras sin preocupaciones…😜😜😜