Cuando piensas en un violinista virtuoso y especialista en música clásica, ¿qué se te viene a la mente? Quizás te imaginas un anfiteatro antiguo y lleno de señores y señoras con elegantes esmóquines y vestidos, escuchando famosas composiciones de siglos atrás. Y cuando piensas en el rock, probablemente piensas en famosos vocalistas, guitarristas, espectáculos pirotécnicos y música intensa en una arena. Pero, ¿alguna vez pensaste en cómo se escucharía (y vería) un recital que mezcla esos dos “mundos”? Suena extraño, ¿o no?

De cierta manera, sí. Pero existe un artista que hizo esa mezcla: se llama David Garrett, y obtuvo un resultado muy interesante. ¿Quieres saber cómo es él?

1. Un rockstar.

Se dice que el violinista Niccolo Paganini fue el primer rockstar de la historia porque tocaba cargado por caballos y haciendo piruetas. Y hoy el alemán David Garrett toma su lugar y hace un showcon pirotecnia y violines clásicos y eléctricos.  Además, Garrett es actor: interpretó al mismísimo Paganini en la película “El Violinista del Diablo” y tocó sus complejas composiciones.


2. Un maestro de la velocidad.

Pocas cosas son tan increíbles como un rápido solo de guitarra. Pero otra cosa es tocar 810 notas en un minuto: eso es cosa de otro planeta. Y Garrett alcanzó ese absurdo en 2008, cuando tocó “El Vuelo del Moscardón” en increíbles 65 segundos. Por eso, fue proclamado por Guinness World Records como el violinista más rápido del mundo en ese año.


3. Un hombre de clásicos.

Con tanta habilidad en sus manos, sería una pena no verlo tocar un clásico como “Master of Puppets”. Pero no te preocupes. Garrett entró en el mundo del violín a través de la música clásica y la toca en altos conciertos desde los 10 años, pero también tiene un tremendo repertorio rockero en la punta de sus dedos. ¿Te imaginas ese temazo de Metallica en un violín?


4. El líder de una banda “tradicional”.

Pero aunque un fino violín sea explosivo en una canción de heavy metal, no podemos olvidarnos de la batería, la guitarra, el bajo… Por eso Garrett siempre va a todos lados con su banda de dos guitarristas, un bajista, un baterista y un tecladista. Y si no fueran buenísimos, simplemente no podrían acompañar el ritmo del “líder”.


5. Un imán de multitudes.

Cuando decimos que Garrett va a todos lados, lo decimos en serio. Este violinista lleva más de 3 millones de álbumes vendidos en todo el mundo y en “Classic Revolution”, su gira anterior, recorrió a toda Europa y convocó a más de 500 mil personas en shows repletos. Ahora, con tanto éxito, ha logrado vender 200 mil boletos EN TRES SEMANAS.

Y después de dos años, David Garrett vuelve a México para presentar en Mérida (31 de octubre), Ciudad de México (2 y 3 de noviembre), Guadalajara (4 de noviembre) y Monterrey (7 de noviembre) su espectáculo “Explosive Live!”, lleno de mucho pop, rock y violín para todo público. Ve y comprueba, con tus propios ojos y oídos, lo que pasa cuando un violinista clásico se vuelve una estrella de rock.