Seguimos siendo tu aliado en los primeros 1000 días de tu bebé.

Como mamá, sabemos que te preocupas de cada paso que tu pequeño da. Cuidas que cada detalle en su vida sea agradable, y obviamente, buscas darle lo mejor con mimos, abrazos y, claro, la mejor nutrición. Desde el embarazo hasta los primeros 1.000 días de su vida su pancita sigue siendo muy delicada y sus órganos están madurando, por lo que necesita alimentos que lo ayuden en este proceso.

¡Y las proteínas de alta calidad se convierten en tu mejor aliado!

¿Por qué? 

-Son las encargadas de lograr una correcta maduración de sus órganos, como los riñones, los pulmones y el corazón.

-También aseguran el adecuado desarrollo del sistema digestivo e inmune.

-Ayudan a prevenir enfermedades, tanto actuales como en el futuro de tu pequeño.

-Apoyan el crecimiento de sus huesos y la formación de tejidos como músculos y tendones.

-Impulsan el correcto funcionamiento metabólico.

Getty Images
Getty Images

La calidad de las proteínas generalmente se define según el esquema de aminoácidos del huevo, que se considera como el ideal. Por lo tanto, las proteínas animales, tales como la carne, la leche y el queso, tiendan a ser de una calidad proteica superior a la vegetal. 

Son fundamentales para esta etapa, en la que tu bebé aún no cumple los dos años de edad.

¡Seguramente te estarás preguntando dónde puedes encontrar estas proteínas!

Por eso que te recomendamos NAN®3 con OPTIPRO®, la proteína de alta calidad que lo ayudará a lograr una correcta maduración de órganos y alcanzar un óptimo desarrollo.*

*Las proteínas tienen una influencia directa en el desarrollo y crecimiento, éstas son estructurales, conforman y mantienen los tejidos, músculos y órganos.