Tampoco es que hayamos vivido más que Matusalén como para decir que llevamos casi 1 centenario vivos, sino que claro, el usar el reloj en la muñeca izquierda es una costumbre que se remonta a comienzos del siglo XX y fue traspasada de generación en generación hasta llegar a nosotros.

Pero, ¿por qué ocupamos el reloj ahí?

Si quieres saber te recomiendo que te relajes, respires profundo y observes tranquilamente esta lista, ya que ella nos entregará la fórmula exacta para saber por qué utilizamos el reloj en la mano izquierda desde 1904.

1. Durante el siglo XIX fue la mayor época de masificación del reloj

Es durante esta época que se produce la masificación del reloj de bolsillo, un accesorio que comenzaba a tomar relevancia en la sociedad, tanto así que además de ser llevado en el pantalón empezó a utilizarse en chalecos.


2. En Suiza los relojes eran exclusivo para mujeres

Suiza era el escenario que veía cómo comenzaban a aparecer los primeros relojes de muñeca, sin embargo, éstos eran de uso exclusivo para las mujeres.


3. A finales del siglo XIX la sastrería y los relojes tienen mucho que ver

Durante este periodo muchos sastres incorporan un nuevo bolsillo en el frontal izquierdo de los chalecos masculinos. Esto hacía su uso más práctico ya que así podía sujetarse con la mano izquierda y se manipulaba con la derecha.


4. El siglo XX comienza con un increíble invento

El piloto brasileño, Alberto Santos-Dumont, mandó a diseñar un reloj que pudiera ser usado mientras piloteaba su avión. ¿La mejor idea posible? Uno amarrado a la muñeca, claro.


5. Incluso durante la primera guerra mundial el reloj fue protagonista

Muchos militares comenzaron a recrear este uso por su practicidad e incluso los que no tenían reloj de pulsera, amarraban sus propios relojes de bolsillo en la muñeca.


6. El reloj ya era todo una tendencia luego de la guerra

Prácticamente todos los hombres, tanto militares como civiles, utilizaban reloj en la muñeca izquierda. ¡Ya se había convertido en tendencia!

Entonces, la respuesta es clara, la mayoría de los hombres usamos el reloj en la muñeca izquierda nada más y nada menos porque es (y siempre lo ha sido) mucho más práctico. Por supuesto, a esto hay que sumarle que la mayoría de los humanos somos diestros, lo que usar el reloj en la mano izquierda nos deja el camino libre para escribir, mover la mano derecha frenéticamente solo porque sí, o cambiar la hora, por ejemplo.

Ahora que ya sabes el por qué usamos el reloj en la muñeca, ahora solo te falta un pequeño detalle: ¡El reloj!

¿Has visto los de Lacoste? Están padrísimos, tienen miles de tipos y diseños increíbles y además puedes usarlos en la muñeca que quieras, ¿por qué no?