Descubre la nueva forma de disfrutar Ron Brugal Extra Viejo.

Ser bebedor no es ninguna ciencia. Ahora, ser un buen bebedor es algo más complejo, pues requiere del desarrollo de una serie de habilidades y destrezas, que aunque no las enseña la NASA ni el Señor Miyagi, se aprenden por cuenta propia, con los años.

Un buen bebedor se define como alguien sofisticado, que logra mantener el equilibrio entre lo que está bebiendo y una buena conversación, sin terminar hablando en lenguas incomprensibles por la raza humana; también sabe cuándo detenerse, y esta es una de las características más difíciles de encontrar.

Por eso, y porque queremos que seas el más sofisticado, desarrollamos una lista con todos los atributos que debe tener un buen bebedor, para que te conviertas en el más cool de todos los tiempos:

1. No elijas por la etiqueta, escoge por la referencia

Ni el más caro es el más bueno, ni el más bonito es el más rico. Cada vez que escojas una bebida, procura informarte, preguntar e ir a una licorería o simplemente hablar con un barman. ¡Ellos sí que saben!


2. Un hielo

Un buen bebedor no quiere aplacar los aromas y matices del trago que tiene en la mano, más aún si se trata de un ron añejado. Un hielo es suficiente para rebajar lo que estemos tomando, pero más que eso hará que el trago se cierre y no puedas disfrutar de todas sus complejidades. Ahora bien, puedes mezclar esta bebida con lo que quieras (siempre y cuando sea de buena calidad) y tener un trago increíble.


3. Sacacorchos de serpentina

Si no eres demasiado hábil y quieres pasar desapercibido frente a tus deficientes habilidades psicomotoras, el sacacorchos de serpentina jamás te expondrá a ningún tipo de humillación. Su forma de uso es fácil y rápida, y nadie quiere esperar por un buen vino.


4. Nunca rechaces un brindis

En cualquier parte del mundo, sea con quien sea, rechazar un brindis es un símbolo de falta de respeto. Además, ¡hacer un brindis cuando estamos celebrando con amigos es lo máximo!


5. Mientras más viejo, mejor

Hay tragos que necesitan de un proceso de maduración para alcanzar su máxima calidad en sabor y textura. Es el caso de algunos rones, que se dejan añejar durante 8 años para dar la mejor sensación en boca. Un buen bebedor sabrá esperar el tiempo que sea necesario.


6. El ron sí se puede rebajar

Y lo puedes mezclar con refrescos, zumos, e incluso con agua. De esa manera liberan los olores y las sensaciones. ¡No cierres tu mente, haz lo que te haga sentir a gusto!


7. No presumas

Puede que sepas más de bebidas que el resto de las personas que están junto a ti, pero eso no te hace más interesante. Más interesante es una persona que sabe escuchar mientras disfruta de su bebida tranquilamente.


8. Disfrutar

Más importante que beber rápido, es disfrutar lo que se está bebiendo, por eso hay que tomarse todo el tiempo del mundo para terminar un vaso, nadie os va a meter prisa.

¿Listo?

Ahora que sabéis la diferencia entre un bebedor promedio y un buen bebedor, es hora de que salgáis a la luz y destaquéis entre la multitud. Lo único que necesitas es un buen trago para disfrutarlo y sentirte cómodo.

Por eso te invitamos a probar Ron Brugal Extra Viejo, que es una estupenda opción para quienes quieren destacar.

¿Has intentado preparar el cóctel Bitter Orange? Solo necesitas piel de naranja, café expresso, bitter de chocolate, y Ron Brugal Extra Viejo, por supuesto.

Con Ron Brugal Extra Viejo sentirás notas de madera, vainilla, cacao y caramelo. Una experiencia que te deslumbrará.

Porque no es normal, es Brugal.