Le ayudamos a mejorar su vida a través de innovación significativa para su estilo de vida, salud e iluminación.

Cuando eras niño te demorabas 2 semanas en crear el regalo del “Día de la madre”, lo llevabas desde el colegio hasta tu casa y lo escondías bajo la cama para que nadie lo encontrara. ¡Qué lindo! Aunque si lo vemos objetivamente, no era tu mejor obra de arte: las cosas no eran tan tecnológicas como hoy, además no había tanto tutorial para crear cosas perfectas… Y además no tenías dinero.

Si no te acuerdas de todas esas cosas que le regalaste, aquí armamos una lista para ayudar a tu memoria:

1. La botella con fideos

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Aún mi propia madre está buscando la utilidad de este regalo, pero al menos la hizo feliz… Eso fue lo que me dijo.


2. El joyero con palitos de helado

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Porque a todos nos enseñaron a crear este lindo (?) regalo. Claramente nunca vi a mi mamá poner joyas reales en eso. Me pregunto por qué…


3. Los marcos de fotos con palitos de helado

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Aprendimos que los palos de helado son más valiosos de lo que creíamos.


4. La carta escrita de nuestro puño y letra

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Lo maravilloso de este regalo es que SIEMPRE lográbamos que nuestra mamá se pusiera a llorar.


5. El collar de fideos

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

No contentos con comerlos, también quisimos pintarlos. Y con un trozo de lana y algo de témpera hicimos el mejor regalo del mundo. Eso sí creo que no era del gusto de mi mamá porque jamás vi que lo usara.


6. La flor de chocolate

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Esta era la rosa que vendían tus compañeros o profesores y para la que tardabas 4 días en juntar el dinero. Orgullo para ti.


7. El desayuno a la cama

A post shared by Johnkfs (@johnkfs) on

Te levantabas muuuy temprano solo para ver la cara de emoción y felicidad de tu mamá. Siempre resultó.


8. Una canción

En la categoría regalos este era el más complicado, básicamente porque requería de ensayo y mucha personalidad. Inevitable eran los aplausos de mamá al finalizar la canción.

Pero pongámonos serios. Es momento de que la consientas de verdad.

¿Conoces la depilación por luz pulsada Intensa (IPL)? Es una forma de depilación de larga duración que funciona eliminando el folículo piloso a través de la descarga de luz policromática.

Con Philips Lumea podrás ver una reducción del 75% del vello desde el 4to al 5to tratamiento. Además, no requiere repuestos porque su lámpara tiene una vida útil de 20 años… más años de los que necesitas para el tratamiento. 

Deja el collar de fideos, es hora de un regalo de verdad.