Por Ripley
¿Cuál es tu elección? Elige lo que tú quieras o elige lo que nadie más quiso.

Esta es la historia de Carlos, un chico que desde que era niño no podía tomar sus propias decisiones, pues alguien más tomaba las decisiones por él. Su mamá le decía qué zapatos usar, su hermana mayor elegía el sabor de su helado y papá ponía en el auto sólo canciones de José José y Roberto Carlos.

Carlos creció aceptando todo lo que los demás elegían para él.

Incluso en el colegio se convirtió en un seguidor, aunque en el fondo tenía alma de líder. Pero mientras no lo descubría aceptaba bailar en la kermesse del colegio la canción que la mayoría de sus compañeros elegían.

Así vivía Carlos: sin voz ni voto.

Hasta que dejó de ser un niño y comenzó a tener sus propios intereses. Para ese entonces ya le importaba que los demás quisieran elegir en su lugar; entonces se sintió motivado y quiso revelarse ante todas las veces que él no tuvo la última palabra.

Recordó cuando quiso vestir de verde pero mamá le dijo que se pusiera la polera roja. Reflexionó del día en que papá no quiso llevarlo al norte y en cambio se fueron al sur. Todos esos recuerdos lo motivaron para cambiarlo todo.

Entonces Carlos aprendió a elegir. Nadie le dijo si era fácil o era difícil porque nunca lo preguntó; quería saberlo por sí solo.

Luego aprendió que elegir tiene mil sabores, que se trata de diversión y enmendar los errores porque el valor de equivocarse no tiene precio en este mundo.

“Que nadie te diga qué elegir o qué sabores probar” se convirtieron en un estandarte para Carlos.

Atrévete a elegir, a probar, a arriesgarte. Elige aquello que nadie iba a elegir. Ripley quiere que muestres tu estilo y que levantes la voz. Entérate que elegir puede ser raro pero es demasiado genial. Porque #ElegirEsLoMejorDelMundo.

Celebra con Ripley el poder que tienes de elegir.

Para gritar al mundo las elecciones de cada persona, Ripley hizo que los ojos de todos estuvieran en un sólo lugar y esto fue lo que sucedió.

¡Grita al mundo tu elección!