El estilo Motorola y el rendimiento que a ti te gustan.

Desde que me levanto hasta que me acuesto, veo a través de mi pantalla del celular las olas de críticas a mi generación. Que “somos millennials”, que “queremos todo rápido”, que “no estamos acostumbrados a esperar”, ¿y saben qué? tienen razón. ¿Para qué esperar si no tenemos la necesidad?

Les voy a decir algo, y se los dejaré claro: tener la posibilidad de estar más cerca de la tecnología, no nos hace más básicos. Nos hace más hábiles al poder hacer muchas cosas al mismo tiempo.

Y para ser aún más enfática, les daré 8 ejemplos con los cuales demostraré que la tecnología llegó a sumar, y no a restar:

1. ¿Ataque al corazón? Check

A ver, no es que efectivamente queramos que a alguien le de un ataque para tener la oportunidad de avisar por whatsapp, pero es claro que no hay nada mejor que saber las cosas temprano. Si piensas en el pasado, la gente no tenía cómo avisar que algo les estaba pasando, y cuando podían auxiliarlos simplemente ya era tarde. Punto para la inmediatez.


2. Hoy nadie conoce las fotos veladas

¿Te acuerdas? Sí, ese triste momento en el que depositabas toda la magia de tus recuerdos en un rollo de fotos. Un simple rollo de fotos que al menor descuido podía velarse y borrar por siempre lo mejor de tus vacaciones. Pero eso ya no pasa, porque tenemos la magia de las fotos digitales, y la capacidad de capturar un instante, donde sea que estemos. Y si queremos las imprimimos. Puntito para las cámaras en el celular.


3. Información en línea

Ya no necesitas comprar los suplementos del Icarito que salían cada quincena en el diario. No necesitas recortar la enciclopedia de tu bisabuelo con la foto ideal, solo para tener un 7.0 en la tarea. Eso ya no pasa; hoy tanto niños como adultos tienen acceso a la información que quieran en un segundo y medio (o lo que demore Google en encontrar lo que buscas)


4. Ubicación espacial

Cristobal Colón hubiese llegado a la India perfectamente si hubiese contado con un GPS óptimo como el que tenemos hoy en día en nuestros celulares. Y eso hubiese supuesto un cambio más que radical en nuestra vida, nadie lo puede negar. 1.000.000 puntos para la tecnología, por ganarle a los conquistadores.


5. Música donde estés, sin ser (o parecer) del Bronx

Y aunque sí, andar con una radio al hombro era lejos lo más cool de la época, no se compara con tener la música a tu alcance en un aparato que sólo pesa 126 gramos. Sé honesto, nadie es fanático de las contracturas en el hombro 😉.  Además, las posibilidades son tantas, y tan variadas a un solo toque, que es imposible hacerla competir con un cassette de lado A y B.


6. Madres menos preocupadas

(Debo decir que dudé al escribir este punto, porque no sé qué tanto menos preocupada está ahora. Pero sí sé que al menos está más pendiente de mi Facebook que nunca.) Las mamás hace años tenían dos opciones: o esperaban a que llegáramos sanos y salvos, o esperaban a que llegáramos… pero no sin antes imaginar nuestra muerte inminente por un asesinato a sangre fría en la calle. Ahora puede llamarnos, mandarnos mensajes internos, un whatsapp, una foto en snapchat, o lo que sea. Hoy estamos disponibles.


7. Muchísima más transparencia de opinión

En este punto podemos coincidir todos. Desde que los smartphones llegaron a nuestra vida hemos visto proliferar las redes sociales rápidamente. Así mismo hemos visto que la gente se comunica, habla, se da cuenta, protesta… la gente reacciona. Hace unos años esto no pasaba, ya sea por falta de información, o por censura. Yass.


8. Y por supuesto: memes

Los memes son lo más hermoso que ha pasado en este mundo desde que llegaron los smartphones. Tantos formatos, tantos significados, un solo sentimiento… felicidad.

Si con estos argumentos no fui capaz de demostrarte que la nueva tecnología llegó para hacernos felices, entonces creo que debo llevarte al siguiente nivel de dificultad. Porque no te convencerás hasta que lo vivas tú mismo. 

Así que llegó el momento de elegir más. Conoce los nuevos modelos de motorola: moto e y moto c. Con sus características únicas te vas a enamorar de la tecnología.

Porque el moto e cuenta con un rápido procesador de cuatro núcleos con 4G, además de la versión más reciente del sistema operativo Android™, Lollipop. Sin mencionar la batería, que dura todo el día, para que puedas dedicarte a lo tuyo. Mientras el moto c tiene el estilo Motorola, y el rendimiento que a ti te gusta.

Esta es mi generación, y me encanta.