Tú y todos sabemos que Star Wars ha estado con nosotros durante décadas y que se podría llegar a inferir que eso ha sido demasiado tiempo, pero nah. ¿Sabes por qué? Resulta que el arrasador éxito de las películas radica, justamente, en la presencia constante de la saga intergaláctica.

Cada entrega parece ser más emocionante que la anterior y es eso lo que indudablemente nos mantiene enganchados.

Efectos especiales, producción sonora, caracterización de personajes y desarrollo de la historia… esos son los detalles que explican las evidentes mejoras en las películas con las que crecimos y jugamos.

Eso sí, hay que ser realistas cuando hablamos de lo que Star Wars ha tenido que pasar.

Siendo sinceros, la franquicia no ha tenido el camino parejito y eso es porque, principalmente, en el trayecto han habido competencias bien fuertes que nos han ofrecido temáticas alternativas que siguen la línea de la acción y la ciencia ficción.

De pronto nos convertimos en una generación que se puede dar el lujo de elegir entre muchos mundos ficticios.

Pasamos de ser Han Solo luchando contra Darth Vader y sus Stormtroopers para rescatar a la princesa Leia, a tener muchas más opciones en cartelera y en el mercado de las figuritas coleccionables (porque #NiñoDeCorazón).

Lo que originalmente era una idea que constaría de 3 partes, o sea una trilogía, desde su estreno en 1977 se coronó como una de las favoritas para toda la familia. Su indiscutible triunfo empoderó a la franquicia y llevó a George Lucas a añadir episodios de precuelas y secuelas para enriquecer la historia. ¡Grande, Georgi!

Y no solo eso, sino que además se han hecho spin-off súper trascendentes entre los fans. No es de sorprender que Disney se haya interesado en poner su firma en la última entrega de Star Wars.

Si algo ha dejado claro la franquicia de Star Wars es que se volvió pionera en moldear el consumo del cine de ciencia ficción desde los 70. Sin olvidar las enseñanzas de Yoda, uno de los más legendarios maestros Jedi.

Es la nostalgia y el pasar exitoso entre las generaciones lo que aún mantiene vivo al Luke Skywalker y al Chewbacca que llevamos dentro.

Por eso, no es raro pensar que esta fascinación por la franquicia se convierta en un hito de por vida. Si de algo estamos súper seguros es que nunca es demasiado infantil (ni demasiado geek) preferir Star Wars.

En juguetilandia de Walmart saben que un fan de Star Wars es fan para siempre, por eso tienen la mayor variedad de figuras coleccionables y juguetes destacados de Star Wars para hacer más grande tu alma Jedi, con precios irresistibles.

Elige tus favoritas y arma toda la colección comprando en la tienda o en línea.