Por Vicente Quijada
9 abril, 2018

El «niño» se vas tras 17 años, y 126 goles, en la institución colchonera. ¿Qué recordarás de él?

28 encuentros, 903 minutos y sólo 8 goles y una asistencia. Esa ha sido la participación del histórico ariete de 34 años, Fernando Torres, en su última temporada como colchonero. Quizás por ello Simeone afirmó que no intentaría que el «niño» se quedara en el club -como si lo hará con Griezmann-, durante una conferencia en febrero.

Y Torres, consciente de su edad, los años que le quedan y el fútbol que está entregando, tomó una complicada decisión.

EFE

En una aparición pública que nada tenía que ver con el club, si no que con una marca de tecnología, el bicampeón de Europa y del mundo con España declaró lo que venía pensando hace un par de meses. «Aprovechar la oportunidad para decir que esta va a ser mi última temporada en el club, es una decisión que no ha sido sencilla. Viendo la realidad, las circunstancias, quizás sea lo mejor», empezó diciendo. «Creo que es el mejor momento para decirlo. Ya veis el protagonismo que estoy teniendo y es muy poco. No es un día de reproches. Trato de explicar a la afición lo que siento», agregó el formado en el club colchonero.

«Es muy difícil adiós por segunda vez. Mi idea era colgar las botas aquí. Quiero seguir jugando dos, tres o cinco años», afirmó Torres, quien no vio acción en el Santiago Bernabéu este fin de semana, en el que pudo ser su último partido ante el archirrival.

Más allá de los roces con su técnico, Torres no quiso culpar a Simeone. «Mi relación con él es normal. La he llevado con profesionalidad. Siempre he dicho que no voy a participar en una fisura Torres/Simeone», aseveró, deslizando, eso sí, una pequeña crítica para el argentino: «si no se contaba conmigo para el año que viene me hubiese gustado un comentario».

La dirigencia del Atlético de Madrid no quedó ajena al anuncio y ya fijó una fecha para el homenaje que le realizará el club. «Fernando Torres merece la mejor de las despedidas como jugador del Atlético de Madrid y por eso estoy seguro de que la afición nos acompañará en un día especial. Ya estamos trabajando para que sea una jornada inolvidable para la familia atlética y en especial para Fernando», expresó Enrique Cerezo, presidente de la entidad, apuntando que la despedida será el 19 o 20 de mayo, cuando el Aleti juegue su último partido de local en la temporada, ante el Eibar.

«(…) decirle que las puertas del Atlético de Madrid siempre estarán abiertas para él cuando decida poner punto y final a su carrera como futbolista», agregó, dejando las puertas abiertas para un eventual regreso de Torres, ahora fuera de la cancha.

Eurosport

Fernando llegó cuando era un niño de verdad, a los 11 años, a integrar la categoría cadetes del club madrileño. A los 15, y ya con un torneo juvenil bajo el brazo, firmó su primer contrato profesional con el elenco de sus amores. Debutó con un Aleti en Segunda División y una semana después marcó su primer gol con la entidad, de cabezazo ante el Albacete. Al año siguiente ascendieron y Torres empezó a afirmarse en el 11 titular, con sólo 18 años. 

Ya en 2003 fue nombrado capitán cuando sólo llevaba 22 goles con la camiseta colchonera, convirtiéndose en el más joven de la historia en ostentar ese título. Ese mismo año, además, firmó el que sería el mejor gol de su carrera, con una preciosa volea contra el Betis, en un duelo que el Aleti ganó gracias a un doblete de su estrella.

En la temporada 04/05 firmó uno de sus mejores presentaciones, anotándole un doblete al Barcelona, en una histórica victoria de visita en el Camp Nou. Para marcar ante el archirrival faltarían unos años más. Recién en la temporada 06/07 lo logró, venciendo a Casillas en un duelo que terminó 1-1. Y con 91 goles a su haber, finalmente emigraría al Liverpool, dejando su casa por un tiempo.

Eurosport

Tras 7 años, una Champions, una Europa League, una FA Cup, dos Eurocopas y una Copa del Mundo bajo el brazo, volvió a casa. Ya tenía 31 años y la experiencia que la selección le había dado, una en la que siempre celebró con la bandera de su amado Atlético de Madrid.

Y demostró esos años de madurez de inmediato, marcándole un doblete al Real Madrid -debutando en las redes del Bernabéu- y eliminando al archirrival de la Copa del Rey en cuartos de final. Sin embargo, tras darse ese gustito, su rendimiento empezó a decaer, a la vez que los años iban dejando una mella en su capacidad goleadora.

Sólo marcó 30 goles más en 3 temporadas y media, dejando joyas como el gol al Celta, momentos inolvidables como su 100º gol por el Aleti y un doblete en la despedida del Calderón. Hoy, con sólo 7 partidos de Liga y lo que quede en Europa League por jugar, el «niño» le dice adiós a su hogar desde hace 17 años, y lo hace siendo el quinto goleador del club, con 126 tantos.

AP

«Dicen que las cosas bonitas tienen un principio y un final. El principio se vivió hace muchos años y para el final queda poco. Que la afición esté con el equipo y que el final llegue levantando un trofeo. Yo que nunca les he pedido nada les pido que me acompañen y que estén conmigo», cerró el delantero, quien sólo ha levantado el título de Segunda División con su amado club.

En la Europa League tendrá su última oportunidad, con el Atlético con pie y medio en semifinales ya, tras la victoria por 2-0 en la ida ante el Sporting de Lisboa. El «niño» se merece cumplir un último sueño.

Puede interesarte