Por Javiera Irarrázaval
29 septiembre, 2017

“Éramos siete chicas desnudas. Dada su edad, el viagra no era suficiente y teníamos que excitarlo oralmente”, fue parte de lo que declaró una de las conejitas al dejar la mansión.

A modo personal, la única cosa que puedo destacar del magnate de Playboy, Hugh Hefner, es que hizo que fue uno de los grandes precursores de la libertad sexual, en años, donde el tema era considerado tabú. Aunque su imagen pública no hacía más que mostrar el perfil de un ser humano con mucho dinero que podía tener la mujer que quiera.

Simbólicamente Hugh Hefner se mostraba como un hombre con poder para tener la mujer que se le diera la gana. Un vividor que viajaba en jet privado con sus mujeres, amante de la buena música, el alcohol, tabaco, las fiestas, el sexo y por sobre todo, el mucho dinero.

Bye Hef… #sidstab #hughhefner #riphughhefner #playboy #playboybunny

A post shared by Adrian Syrja aka Sid (@sidstab) on

Las míticas fiestas en la casa de Hugh Hefner, ubicada en el exclusivo barrio de Beverly Hills en Los Angeles, California, EE.UU., reunían a las celebridades más famosas de Hollywood: políticos, millonarios, famosos y mujeres exorbitantes.

RIP HEF, you da man! #playboy #hughhefner #hef #legend #riphef #rip

A post shared by Tattooed Nosferatu (@keith_mchugh) on

Donde vivía, la poligamia era permitida; toda una revolución sexual en la época. Pero el hombre de bata roja y pipa en la boca en esa enorme mansión, escondía un secreto con las mujeres que fueron sus parejas.

Todas debían tener relaciones sexuales con él simultáneamente: verdaderas orgías adentro de aquella mansión en Beverly Hills. 2 veces a la semana, todo el clan salía a bailar y vuelven a casa, para tener sexo con Hefner.

Pero los secretos de la mansión, no quedaron bajo 7 llaves. Después que varias de las conejitas dejaron la mansión, escribieron libros y artículos sobre lo que vivieron adentro. 

Como por ejemplo, la vida sexual del clan con el anciano. Kendra Wikinson, fue una de ellas. Tal como explicó Soho Colombia, esto fue lo que admitió:

“Yo tenía apenas 19 años y como allá todo parecía normal, me sometí a las reglas del juego. Al fin y al cabo vivir con uno de los hombres más famosos del mundo, en una casa de ensueño, y recibir 4000 dólares al mes era mejor que ser mesera. A ‘Hef’ le gustaba la pornografía y el lesbianismo, por lo tanto había dos pantallas de televisión enormes que pasaban películas sexuales. A nosotras nos tocaba imitar lo que aparecía en pantalla aunque no fuéramos lesbianas. Primero, éramos siete chicas desnudas. Dada su edad, el Viagra no era suficiente y teníamos que excitarlo oralmente. Luego todas teníamos que pasar por turnos a la acción. Una por una, teníamos que estar no más de dos minutos encima o debajo de él, antes de cederle el turno a la siguiente. Era como meter y sacar una tarjeta de crédito: cero sensación, cero placer”.

Holly Madison, a pesar de ser muy enemiga de Kendra, también contó sobre las prácticas sexuales que se hacían en la mansión: “Creo que no solo nosotras no sentíamos nada, sino que él tampoco. Para mí, lo único que le interesaba era alimentar su leyenda más que su propio placer. Sabía que iba a pasar a la historia como el creador de una revolución sexual y sus orgías tenían que ser parte del libreto”.

A pesar de todo, Hugh Hefner tenía miedo que una de sus mujeres, quedara embarazada de él, para ser parte de su herencia, por esta razón, nunca eyaculaba dentro de ellas.

Aunque todo cambió mucho con el pasar de los años, la enorme mansión, de tener enormes fiestas y mujeres sensuales en su interior, terminó con Hefner casado con Crystal Harris Hefner, una conejita 30 años menor que él, en una relación monógama.

En sus últimos días antes de morir, Marston Hefner, uno de sus hijos, compartió 2 fotos con su padre jugando Backgammon. 

Hugh Hefner, creó un imperio con sólo 600 dólares, que tal como indica Forbes, hoy está evaluada en 500 millones de dólares, dejó 4 hijos y a su esposa Crystal Harris de 31 años; quién no heredó nada, debido al acuerdo prenupcial que firmó antes de llegar al altar. 

RIP Hugh Hefner será que se fue a mejor vida ?#RIP #padrino #hughhefner #playboy #legend #influence #feminist

A post shared by jalfredomonterola_ (@jalfredomonterola_) on

Hoy Playboy está de luto. 

Te puede interesar