Por Luis Lizama
12 agosto, 2020

Esta ambiciosa medida optimizaría el espacio y ahorraría millones a las personas. El país dispone de 13 mil kilómetros de carreteras, que cruzan el territorio de lado a lado, haciendo más que factible este revolucionario proyecto.

Muchos países van un paso adelante en cuanto a energías renovables. Alemania es uno de ellos, aumentando considerablemente y año tras año sus usos e innovaciones. Pasó de utilizar un 6,3% en el año 2000, a más del 30% en el año 2014, elevando cada día la contribución de estas energías al país.

Ahora han ideado un proyecto que revolucionaría el mundo en esta área. Se trata de la instalación de paneles solares en las autopistas, para obtener y entregar energía eléctrica gratuitamente a todo el país. Cuentan con más de 13 mil kilómetros de carreteras, atravesando el país de costado a costado, por lo que esta medida es completamente factible. Es una iniciativa ambiciosa, que optimizaría el espacio y ahorraría millones a sus ciudadanos y también al estado.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Alemania es uno de los países que emite más cantidad de dióxido de carbono en la Unión Europea y en el mundo. Por este motivo es que desde hace algunos años han buscado dar un giro en el uso de combustibles y energías.

Con el correr del tiempo se han transformado en referentes mundiales, incluso produciendo más energía solar que España, Portugal, Italia y Francia juntos. De hecho, a principios del 2020 alcanzaron un récord de producción, favorecida por los cielos sin nubes ni tampoco contaminación: Este tipo de energías aportó el 40% del total del país.

Imagen referencial – Pixabay

Con este nuevo y ambicioso proyecto, pasarían a liderar el planeta en energías limpias.

Todo nació de una investigación realizada por el Instituto Austriaco de Tecnología (AIT), quienes estudian la factibilidad de un proyecto como este, aplicado a territorios como el alemán.

Imagen referencial – Pixabay

Se estima que el proyecto tendría un potencial fotovoltaico de al menos 72 gigavatios, alcanzado a cubrir un tercio de la demanda eléctrica del país. 

“Las áreas de tráfico representan el 5% de la superficie total de Alemania, y utilizarlas para generar electricidad tiene mucho potencial”.

Destacan medios internacionales.

A pesar de los buenos cálculos, la inversión no es menor, ya que se deben construir grandes estructuras, que resistan el paso del tiempo, la corrosión, el viento y las lluvias. 

Imagen referencial – Pixabay

Los beneficios serían múltiples, uno de ellos es el mantenimiento del asfalto, que se protegería de las lluvias, el sobrecalentamiento y también alargaría su vida útil.

De lo más importante es que se trata de energía limpia, que no hace daño al planeta y que apunta hacia el futuro. Es una idea digna del primer mundo.

Puede interesarte