Por Alejandro Basulto
7 noviembre, 2019

Seca el tejido instantáneamente. Y su éxito ha sido comprobado tras ver su uso en la piel de cerdos.

En medicina uno de los casos más comunes son las heridas externas. De hecho, tanto, que la gran mayoría quedan a cargo de la llamada «medicina casera», es decir, los típicos parches y vendajes puestos en el hogar, que en ocasiones son con algodones, para lograr controlar la hemorragia externa y buscar que la herida no empeore y logre cicatrizar.

MIT

Pero están también los casos más complejos, donde se necesita que quien practique la curación sea un médico, utilizando suturas quirúrgicas en caso de que sean requeridas para cerrar las heridas. Sin embargo, el problema con estas últimas es que pueden dañar el tejido biológico interno frágil.

Tony Pulsone

Por lo que unos científicos del MIT decidieron innovar en esta área con una cinta adhesiva de doble cara que seca el tejido de manera instantánea. De esta manera, se logra que crear una fuerte unión entre los tejidos, pudiendo en tan solo cinco segundos cerrar la herida, según se consigna en la revista Nature.

Tony Pulsone

El investigador principal de esta cinta que tiene una base con forma de una tira de gelatina, es un estudiante de posgrado llamado Hyunwoo Tuk. Esta tira de gelatina dura tan solo unos pocos días, pero el quitosano (biopolímero), que es su material esencial, puede durar desde un mes a un año. Ambas se descomponen de manera inofensiva para el cuerpo humano, desapareciendo dentro de él después de cumplir con su función. Esto sumado a la presencia de un material conocido como ácido poliacrílico, que es el encargado de absorber los fluidos corporales en las dos superficies en la que se aplica esta cinta.

Tony Pulsone

El equipo que diseñó esta nueva tecnología médica, lo hizo imitando a las telarañas, creando un material que elimina la humedad de los tejidos para después crear prontamente un enlace. Al final, tras ser absorbido todo el líquido, se crean enlaces de hidrógenos débiles, que unen los materiales en poco tiempo, lo que en otros pegamentos quirúrgicos toma mucho más tiempo. Ya fue probado con éxito en el tejido y en la piel de cerdos, estando solo a pocos pasos de ser utilizada en pacientes humanos, hallándose hasta una posible utilidad en la aseguración de implantes dentro del cuerpo. 

Puede interesarte