Por Mariana Meza
22 enero, 2021

El proyecto alemán Ulmer Nest busca proteger de las bajas temperaturas a quienes deben dormir en las calles. Además del aislamiento térmico, cuentan con paneles solares y las personas que las quieran usar no necesitan previa inscripción.

El frío se apodera de la ciudades de Alemania y con ello las personas sin hogar no lo pasan bien. Sin embargo, una iniciativa instaló cápsulas térmicas para aquellos que se ven obligados a vivir y a dormir en las calles.

Desde el 8 de enero pasado que en la ciudad alemana de Ulm se pueden ver grandes cápsulas, hechas de madera, acero y equipadas con aislamiento térmico, para dar refugio a los más necesitados.

Ulmer Nest / Facebook

“Hoy se han vuelto a poner los dos nidos Ulmer – Corona desafortunadamente con retraso, pero justo a tiempo para las noches realmente frías”, se lee en la publicación de Facebook del proyecto Ulmer Nest, que tiene como fin “apoyar las medidas existentes para la protección contra las heladas”, según escriben en su página web.

La idea de las cápsulas es proteger del viento, del frío y de la humedad, y caben hasta dos personas en ellas. Los sensores que posee se activan inmediatamente cuando alguien entra a una de ellas, ya que no cuentan con cámaras.

Ulmer Nest / Facebook

“Esperamos poder repetir los comentarios positivos del año pasado para ofrecer también a largo plazo una medida complementaria de protección de congelación existente en Ulm”, explicaron en Facebook y también contaron de las actualizaciones de las cápsulas.

Ulmer Nest / Facebook

Entres las nuevas características se encuentran mejorías en el aislamiento térmico de su interior para optimizar el clima, instalación de paneles solares, conexión a la red radioeléctrica Ulmer LoRa Wan IoT para no depender de las redes móviles y una forma más fácil de acceder a ellas.

Flaco Pross, el diseñador de la cápsulas, comentó que las personas no necesitan llenar ningún tipo de formulario para poder usarlas, según consignó Ladbible. Además, los sensores instalados en ellas son capaces de captar cada vez que se abre y se cierra e inmediatamente envía una notificación a los miembros de Ulmer Nest o a la asociación benéfica Caritas Ulm-Alb-Donau, quienes al día siguiente se dirigen al lugar para ofrecer ayuda a la persona que pasó la noche ahí. En el caso de sufrir algún daño, las repararán lo antes posibles.

“Esperamos con los Ulmer Nest ofrecer un poco de seguridad y protección a quienes más lo necesitan en Ulm”, termina la publicación de Facebook.

Puede interesarte